Cerca de 50 años compartiendo vida

O

CASHA-Cristianos con el Sur es una asociación pública de fieles laicos para la cooperación con América Latina y África, en la evangelización, la promoción y el desarrollo. Desde 1957 somos cauce para que los laicos podamos vivir de modo explícito la dimensión misionera del cristiano.

Trabajamos a dos niveles: uno, enviando misioneros y misioneras a proyectos en los países del Sur en respuesta a peticiones de los propios interesados; y dos, creando conciencia en nuestra Iglesia y sociedad española acerca de la problemática Norte-Sur y de la responsabilidad misionera de los laicos.

En OCASHA nos sentimos profundamente miembros activos de la Iglesia. Todos hemos sentido una llamada que nos interpela desde el Evangelio a comprometernos con Jesús de Nazaret a través de la solidaridad con América Latina y África.

Aunque desde siempre hemos dicho que OCASHA-CCS es una asociación al servicio de la Iglesia, sería bueno reflexionar sobre este aspecto. La Iglesia no necesita que la sirvan, sino que fue concebida para servir. Nos identificamos con la Iglesia que sirve y, desde ella, servimos a las personas, a los pueblos y a las comunidades del Sur, buscando el Reino de Dios y su justicia.

Acudimos a estos pueblos a colaborar desde nuestra condición de laicos, insertados en las Iglesias locales y sus comunidades, respetando sus métodos y sus planes de pastoral.

Al mismo tiempo, salimos enviados por la Iglesia española y nuestras propias comunidades. Por ello nos sentimos instrumentos de la universalidad de la Iglesia y misioneros en todo el sentido de la palabra. 

¿Dónde estamos y qué hacemos?

En América Latina y África compartimos vida, fe y trabajo, durante un mínimo de tres años, con los sectores más empobrecidos, en zonas rurales y urbanas, acompañándoles en sus procesos de liberación. Trabajamos en diferentes campos, según sus propias solicitudes.

Esos campos son: educación (alfabetización, formación de profesores, elaboración de materiales educativos, cultura de paz...); trabajo social (acompañamiento de niños de la calle, promoción de la mujer, derechos humanos, cooperativismo, organizaciones populares...); sanidad (promoción de la salud, formación de agentes locales, colaboración en dispensarios y hospitales...); pastoral (animación de comunidades, formación de animadores y catequistas, apoyo y formación de Comunidades Eclesiales de Base...); agricultura (desarrollo sostenible, formación de promotores, pastoral de la tierra...); medios de comunicación y otros.

Intentamos vivir la inserción. Se trata de acompañar los procesos de los pueblos que nos reciben, sin imponer nuestras concepciones, ni liderar a los grupos, viviendo en cercanía con los vecinos, de forma sencilla, compartiendo su estilo de vida, potenciando la austeridad, estando abiertos a dar y recibir.

Nos integramos en la comunidad que nos recibe, inculturándonos y asumiendo la realidad a través del conocimiento, respeto y valoración de la cultura local y manteniendo una actitud de escucha, cercanía y diálogo. 

Trabajo en equipo

Es importante el equipo –de un mínimo de tres personas– como unidad para la cooperación, como medio para vivir el espíritu de comunidad, para encontrar apoyo cercano en los momentos difíciles y compartir ilusiones e inquietudes en el trabajo y el desarrollo personal y de grupo. El equipo permite conservar las referencias sobre nuestra identidad y procedencia, lo que, valorando la inserción e inculturación en la  realidad de cada lugar, mantiene la conciencia del origen.

Entendemos nuestro trabajo, asumido de forma voluntaria, como un compromiso serio, responsable y profesional. Programamos y evaluamos periódicamente nuestras actividades con la comunidad y con el responsable del proyecto. Mantenemos una actitud de no violencia y respeto al medio ambiente.  

Siempre consecuentes

Los misioneros de OCASHA-CCS que regresamos a España, después de un período de cooperación en el Sur, lo hacemos cargados de experiencias, con una nueva visión de la realidad y el compromiso con los pueblos del Sur de transmitir su vivencia a la sociedad a la que retornamos.

Nuestro compromiso de fe nos lleva a ser consecuentes en nuestras vidas antes y después del compromiso misionero. De ahí que los miembros de OCASHA-CCS estemos comprometidos de algún modo con los demás en nuestras parroquias, grupos, barrios, ámbitos laborales. En España colaboramos en la animación misionera de la Iglesia y, junto con otras asociaciones (civiles y eclesiales), damos a conocer y denunciamos las causas estructurales de la injusta situación Norte-Sur.

Todos los miembros somos corresponsables del funcionamiento de OCASHA-CCS, desde el período de formación, en nuestra estancia en Latinoamérica y África y al regreso. El hecho de haber vivido una experiencia común en el Sur y de sentirnos corresponsables de la asociación hace que en  OCASHA-CCS se viva siempre un ambiente familiar, democrático y participativo.

 

DATOS DE CONTACTO

OCASHA-CRISTIANOS CON EL SUR
José Marañón, 3
28010 Madrid
ESPAÑA
E-mail:
ocasha-ccs@planalfa.es

http://www.ocasha-ccs.org

 

Por Marcela Balguerías
OCASHA-CCS
Revista Misioneros Tercer Milenio