Naturaleza e importancia de las Obras Misionales Pontificias
San Pedro Apóstol (n.13)

13. [...] La Obra Misional Pontificia de San Pedro Apóstol tiene como objetivo prioritario mantener la importancia de la apostolicidad en la misión y la necesidad de que cada Iglesia particular pueda formar, en su propio contexto espiritual y cultural, el personal religioso propio y, en concreto, a los ministros ordenados. Su campo de actuación no reside exclusivamente en el sostenimiento económico, sino que se enraíza en la oración y en la vida inspirada por la fe.

 

La Obra Misional Pontificia de San Pedro Apóstol
(Normas, Título I, Capítulo 2, arts. 11-12)

Art. 11. La POSPA fue fundada con los siguientes objetivos:

a) utilizar los recursos espirituales, especialmente la oración y el sacrificio, para obtener del «Dueño de la mies que envíe operarios a su mies» (Mt 9, 38);

b) sensibilizar al pueblo cristiano acerca de la necesidad del incremento de las vocaciones y de la importancia de la formación del clero local en las Iglesias de los Territorios de Misión, para poder después enviarlos a colaborar en otras Iglesias hermanas (cfr. Cooperatio Missionalis, 4);

c) contribuir a la promoción del clero en las Iglesias de los Territorios de Misión, sirviéndose incluso de los fondos obtenidos para la creación de becas de estudios, ayudas para pensiones, cuotas y otras donaciones, haciendo así viable la erección y desarrollo de numerosos seminarios mayores, propedéuticos y menores, tanto diocesanos como interdiocesanos;

d) ayudar en la formación de aspirantes a la vida consagrada en las Iglesias de los Territorios de Misión.

Art. 12. Todas las ofrendas obtenidas por la POSPA constituyen el Fondo Universal de Solidaridad de la Obra de San Pedro Apóstol.

 

Tomado de: Congregación para la Evangelización de los Pueblos,
Estatuto de las Obras Misionales Pontificias (6-5-2005)