OMPRESS-PANAMÁ (27-06-19) Ya han partido a su destino en Panamá diez jóvenes misioneros de Mallorca, donde serán acogidos por las hermanas Agustinas del Amparo. Son profesores y alumnos de las Escuelas Diocesanas de Mallorca que han decidido dedicar sus vacaciones a la misión.

La Delegación de Misiones de Mallorca (Mallorca Misionera) y los Colegios Diocesanos de la diócesis balear ofrecieron esta oportunidad a los profesores de estos centros. Esta iniciativa, querida por el mismo obispo de la diócesis, Mons. Sebastià Taltavull, tuvo una positiva respuesta y hace meses comenzó una preparación específica para marchar en verano a algún país de América latina. Sus destinos serían aquellos donde congregaciones religiosas de Mallorca tienen presencia misionera como Perú, Bolivia, Honduras, Nicaragua o, como en el caso de estos diez jóvenes, Panamá. La idea es que realicen su labor docente en su lugar destino, aunque tendrán que hacer, como los “misioneros”, un “mucho de todo”.