OMPRESS-GUINEA ECUATORIAL (8-03-19) Los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, los Misioneros Claretianos, en honor de su fundador San Antonio María Claret están celebrando sus 100 años de presencia en Bata, Guinea Ecuatorial. El pasado domingo, dieron comienzo en Bata a las celebraciones de este jubileo con una misa en la Catedral de Santiago y Nuestra Señora del Pilar de la ciudad, presidida por Monseñor Juan Matogo Oyana, obispo de la diócesis y él mismo claretiano.

Durante este año tendrán lugar diversos eventos: 28 de marzo – día de las vocaciones; 29 de marzo – mesa redonda sobre la misión claretiana en Bata; 30 de marzo – aniversario de las Bodas de Oro de la Ordenación Presbiteral del P. Pedro Nkogo Eyi Angué, CMF; 4 de mayo – encuentro de jóvenes; 29 de junio, en la fiesta del Inmaculado Corazón de María – celebración cordimariana con las Asociaciones Cordimarianas del área; 7 de julio – clausura del aniversario de los 100 años de presencia claretiana en Bata.

Los Misioneros Claretianos llegaron a Guinea Ecuatorial el 13 de noviembre de 1883 a Santa Isabel, la actual ciudad de Malabo. De ahí se extendieron a las islas, a Annobón, Riaba y Luba. En 1905 se establecían en Mbini y, en 1919, en Bata. En 1954 inauguraban la actual catedral y tenían la gran alegría de que un hijo de la tierra se ordenara sacerdote, el padre Francisco Obiang Ebana. En 1965 se creó el Vicariato Apostólico de Río Muni que, un año después, se convirtió en la diócesis de Bata.