OMPRESS-BOLIVIA (24-05-19) Este miércoles, en el vicariato apostólico de Camiri, en el Chaco boliviano, se vivía con alegría la celebración de los 100 años de la fundación de este vicariato y la consagración episcopal de su nuevo pastor, el ya obispo Jesús Galeote Tormo. No otro es el lema que escogieron para este centenario: “Memoria y profecía, vivamos el Evangelio con alegría”.

En la consagración del nuevo obispo, que tuvo lugar a las 10:00h en la Catedral de San Francisco de Asís en Camiri, estuvieron presentes el Nuncio Apostólico, Mons. Angelo Acattino, y obispos, sacerdotes y religiosas de las distintas jurisdicciones de Bolivia.

La Iglesia de Bolivia, como han manifestado desde la Conferencia Episcopal Boliviana, ha querido unirse, participar y acompañar esta celebración de los 100 años de este vicariato misionero. Fue erigido el 22 de mayo de 1919 con el nombre de Vicariato del Chaco y confiado a los franciscanos. En 1925 se separó una parte del territorio para crear el Vicariato Apostólico de Pilcomayo. En 1951 el Vicariato del Chaco pasó a llamarse Vicariato de Cuevo, hasta que en el 2003, adoptó el nombre actual, Camiri, la ciudad más grande y poblada del Chaco boliviano. En la actualidad el Vicariato tiene una población de 152.600 habitantes de los que 126.700 son católicos. Hay 26 parroquias, 11 sacerdotes diocesanos y 12 religiosos, 15 religiosos y 39 religiosas, cuenta además con 5 seminaristas mayores.