OMPRESS-FILIPINAS (16-11-18) Según informa la Conferencia Episcopal Filipina, las instituciones de la Iglesia han construido ya 30.000 casas para los afectados por el terrible huracán Yolanda, que en noviembre de 2013 devastó Filipinas, convirtiéndose en el peor tifón de la historia del país. Hubo nada menos que 600.000 desplazados tras la destrucción que dejó a su paso.

Las cifras se presentaron hace una semana, durante la conmemoración del quinto aniversario del tifón en Palo, en la isla filipina de Leyte. Las 30.000 casas se han construido en todas las provincias devastadas, gracias a un programa que comenzó justo después de la tragedia. Desde inicios de 2014, el programa de rehabilitación se centró en la vivienda, en los medios de subsistencia, en el agua, el saneamiento y la salud, la organización comunitaria, la recuperación de los ecosistemas y el desarrollo de la capacidad institucional.

El padre Edwin Gariguez, Secretario Ejecutivo de Caritas Filipinas, dijo que Caritas Internationalis fue fundamental para garantizar no solo los fondos, sino también los expertos en los campos de recuperación y rehabilitación. Gracias a programas bilaterales en las diócesis se aseguró la colaboración y se maximizaron los recursos disponibles, llegando a más de 1,4 millones de filipinos. Con estos programas bilaterales hacía referencia a las colaboraciones entre las diócesis y las organizaciones de Caritas en otros países como Suiza, Italia, Bélgica o Alemania.

Explico que el haber sido capaces de construir miles de hogares habla de la dedicación y el compromiso de la Iglesia “para mejorar las vidas y devolver su dignidad” a las víctimas del tifón.

Las casas se han construido en las provincias filipinas de Leyte, Samar, Easter Samar, Palawan, Cebú, Iloilo, Aklan, Capiz y Antique.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer