OMPRESS-VIETNAM (3-04-18) Este pasado marzo comenzaba el jubileo por los 300 años de fundación de la congregación de las Amantes de la Cruz de Hue. Será una oportunidad para recordar estos tres siglos de testimonio cristiano y de servicio a los pobres en épocas muy difíciles, de persecución y dolor.

La hermana Teresa Tran Thi Tuy, superiora general de esta congregación, la primera de la historia de Vietnam, ha declarado que este año jubilar “permitirá a las hermanas recordar los tiempos difíciles que atravesó la congregación, y expresar su gratitud a aquellos que ayudaron a construirla”.

El misionero francés Pierre de Sennemand fundó la congregación en 1719. Las religiosas, desde su fundación, han enseñado el catecismo y ofrecido una educación sencilla a los niños, además de cuidar de los enfermos. La gente las ha admirado por todos sus servicios. A finales del siglo XVIII, sufrieron una terrible persecución por parte de las autoridades locales. Muchos conventos se cerraron y las hermanas tuvieron que regresar a sus casas y vivir entre personas no católicas, mientras que otras tuvieron que ir a conventos lejos de Hue, la capital de la dinastía Nguyen. En este período, muchos católicos fueron asesinados por causa de su fe, incluidas muchas religiosas de esta congregación. En 1885, 58 monjas del convento de Nhu Ly fueron asesinadas y quemadas, junto a 2.000 fieles.

Ya en el siglo XX, en 1954, tres conventos en la provincia de Quang Binh se trasladaron al sur del país para evitar la persecución comunista. En 1962, el obispo Martin Ngo Dinh Thuc, arzobispo de Hue, reunió los diferentes conventos de la congregación bajo el nombre de los Amantes de la Cruz de Hue. La congregación ha fundado comunidades en Francia, Italia y Estados Unidos. En la actualidad suman 447 monjas.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer