OMPRESS-ROMA (20-11-20) Este domingo comienza oficialmente el año jubilar por los 300 años de la fundación de la Congregación de la Pasión. El Papa Francisco se ha unido con un mensaje a estas celebraciones de una congregación que tiene la misión de proclamar el amor de Jesús hecho pasión. El domingo a las 10:30 tendrá lugar la apertura de la Puerta Santa de la Basílica de los Ss. Juan y Pablo en Roma, seguida con la Misa inaugural presidida por el Secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, que se podrá seguir por streaming en todo el mundo.

La Congregación de la Pasión de Jesucristo fue fundada en 1720 por Pablo Danei, hoy san Pablo de la Cruz, un hombre inspirado para sanar los males del mundo dando testimonio y proclamando que “La Pasión de Jesús es la obra más grande y estupenda del divino amor”. Los Pasionistas son una Congregación misionera. San Pablo de la Cruz fundó también la Congregación de las Monjas Pasionistas (contemplativas). Otros cinco institutos femeninos y muchos movimientos laicales se inspiran en el carisma de San Pablo de la Cruz. Juntos forman la Familia Pasionista. En tres siglos de vida, la Congregación ha dado a la Iglesia muchos santos. Entre ellos, además del fundador, el más conocido es el joven San Gabriel de la Dolorosa, junto a un gran número de beatos y venerables. Actualmente los Pasionistas son 1903 religiosos, presentes en 63 países de los cinco continentes.

El tema que ha escogido para este Jubileo ha sido: “Renovar nuestra misión: gratitud, profecía y esperanza”, como expone el vídeo del jubileo. La fecha de inicio del Jubileo, 22 de noviembre de 1720, hace referencia al día en que Pablo Danei, un joven de 26 años, abandonó la actividad comercial, y comenzó un retiro de 40 días en una celda de la Iglesia de San Carlos, en la localidad italiana de Castellazzo. En este tiempo escribió las reglas de la futura Congregación. Se sentía inspirado para “reunir compañeros para compartir y anunciar al mundo el amor al Crucificado”. El retiro terminó el 10 de enero de 1721. De aquí las fechas del Jubileo Pasionista: 22 de noviembre de 2020 a 10 de enero de 2022.

Con el mensaje que les ha hecho llegar, el Papa se une “espiritualmente a vuestra alegría por el don de la vocación recibida para vivir y proclamar la memoria de la Pasión de Cristo, haciendo del misterio pascual el centro de vuestra vida”. En el mundo en que vivimos, les dice, en el que ya nada es como antes, “se os pide que identifiquéis nuevos estilos de vida y nuevas formas de lenguaje para proclamar el amor del Crucificado, dando así testimonio del corazón de vuestra identidad”. Por eso la memoria de la Pasión de Cristo les debe convertir en “profetas del amor del Crucificado en un mundo que está perdiendo el sentido del amor”. “No os canséis de acentuar vuestro compromiso con las necesidades de la humanidad. Que esta preocupación misionera se dirija sobre todo a los crucificados de nuestro tiempo: los pobres, los débiles, los oprimidos y los descartados por las múltiples formas de injusticia”.

“No es posible”, les dice el Papa Francisco, “en efecto, convencer a los demás del amor de Dios sólo a través de un anuncio verbal e informativo. Se necesitan gestos concretos que hagan experimentar ese amor en nuestro mismo amor que se entrega compartiendo las situaciones crucificadas, incluso gastando nuestra vida hasta el final, aunque quede claro que entre el anuncio y su aceptación en la fe corre la acción del Espíritu Santo”.