OMPRESS-BRASIL (28-11-18) Las cuatro Obras Misionales Pontificias tienen ya una historia centenaria: en 2016, la Pontificia Unión Misionera cumplió un siglo de existencia; este año se celebra el 175 aniversario de la Infancia Misionera; y, en el 2022, la celebración será doble: doscientos años de la fundación de la Obra de la Propagación de la Fe y cien años desde que el Papa Pío XI les dio el carácter pontificio y universal que las convertía en “Obras del Papa para toda la Iglesia”.

En Brasil, sin embargo, las Obras Misionales Pontificias no adquirieron personalidad jurídica hasta el 20 de noviembre de 1978. Fue en la ciudad de Sao Paulo, y gracias a la iniciativa de los superiores provinciales de varias congregaciones religiosas: los Misioneros de la Consolata, los Misioneros Combonianos, los Misioneros del Verbo Divino, los Misioneros Xaverianos, las Misioneras de la Inmaculada y el PIME (Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras). Fue inicialmente registrada como entidad civil sin ánimo de lucro, posteriormente se convirtió en asociación, según las leyes brasileñas, y, el año pasado, se le reconoció por fin su naturaleza jurídica de entidad religiosa.

Entre las muchas actividades que desarrollan las Obras Misionales en el país con más católicos de la tierra, destacan la importancia de organizar, producir y motivar las Campañas Misioneras de la Iglesia de Brasil. La colaboración en el Día Mundial de las Misiones – el DOMUND – se divide en dos partes: el 80% está destinado a auxiliar a los territorios de misión de misión de todo el mundo; el otro 20% restante se dedica a la actividad misionera en Brasil, sobre todo en zonas como la Amazonia. Además trabaja directamente con el Consejo Misionero Indígena (CIMI), el Centro Cultural Misionero (CCM) y la Conferencia de Religiosos de Brasil (CRB).

Como explica el director nacional de las Obras Misionales Pontificias de Brasil, el padre Maurício da Silva Jardim: “Viendo todos estos años, estamos agradecidos a tantos colaboradores y colaboradoras que contribuyeron a la formación de esta historia. Son los secretarios nacionales de las Obras Pontificias, el equipo de colaboradores e instituciones que componen el Consejo Nacional de las OMP. Por intercesión de San Francisco Xavier y Santa Teresita del niño Jesús, patronos de la misión, Dios nos bendiga a todos y nos dé fuerza y perseverancia en la misión”.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer