OMPRESS-MADRID (2-07-18) Según informan los salesianos, 46 voluntarios inician en estos días sus experiencias de voluntariado internacional en Ceuta, Perú, Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Etiopía, Camerún, Ghana, Mozambique Sierra Leona. Prácticamente en su totalidad se integrarán en los proyectos que los salesianos y salesianas llevan a cabo en estos lugares.

Cada persona voluntaria tiene una motivación diferente a la hora de realizar esta experiencia. La mayor parte de ellos participarán en lo que se denomina un voluntario técnico durante el tiempo de verano, que suele prolongarse uno o dos meses. De ese grupo, dos realizarán un voluntariado de larga duración (un año) en Sierra Leona con VOLS, ONGD salesiana de Cataluña.

La mayoría de los jóvenes participarán en la experiencia de corta duración, que va desde los 15 días en los Campos de Trabajo hasta el mes o mes y medio durante el periodo estival. El objetivo principal de este voluntariado es acompañar las actividades que ya se realizan con normalidad en los países de destino, y estar abiertos a compartir una realidad diferente y aprender de ella. Una vez de vuelta, lo importante es comprometerse desde cada realidad local y convertirse en agentes de transformación social, exigiendo a los gobernantes cambios de justicia global y realizando acciones cotidianas que vayan encaminadas a lograr esa transformación.

Vivir una experiencia de Voluntariado Internacional, señalan los salesianos, es la culminación de un proceso formativo que da sentido a toda esta iniciativa solidaria. Los futuros voluntarios reciben formación específica sobre lo que significa ser voluntario, y especialmente en el marco del trabajo con la Familia Salesiana.

El proceso formativo se ha desarrollado en diferentes sedes, lo que ha ayudado a los voluntarios a conocer la realidad salesiana España. Se han seguido diferentes itinerarios formativos para las dos ONGD salesianas, aunque con temas comunes como la cooperación internacional, la figura del voluntariado, el sistema educativo salesiano y la figura de Don Bosco, la prevención sanitaria, el conocimiento de la cultura y las costumbres de los países de destino, así como una preparación en el trabajo que desarrolla cada una y en el camino conjunto que todas las ONGD de los Salesianos de España están llevando a cabo.