OMPRESS-BURGOS (20-12-17) Como informan desde el arzobispado de Burgos, serán más de 50.000 las estrellas que los “Sembradores de Estrellas” utilizarán para felicitar la navidad a los burgaleses de parte de los misioneros.

Hace algo más de 40 años, el jesuita Xavier Illundain puso en marcha en la archidiócesis de Madrid la iniciativa de los “Sembradores de estrellas”. La idea era sencilla: animar a los niños de parroquias y colegios a salir por las calles de la ciudad felicitando la Navidad a quienes encontraran a su paso en nombre de los misioneros. Para ayudarles en esa misión, se crearon unas pegatinas en forma de pequeña estrella. Los niños las pegarían en las solapas de los abrigos de quienes se cruzaran en su camino, deseándoles feliz Navidad.

Con el paso del tiempo, la experiencia se extendió a toda España. También en la diócesis de Burgos, donde la delegación de Misiones colabora cada año con parroquias y colegios para hacerla realidad. Este año, entre los niños burgaleses se han distribuido más de 50.000 estrellas que se sembrarán por numerosas calles y plazas de toda la provincia e, incluso, en la cárcel.

Los primeros en salir este año a sembrar estrellas, explican desde Burgos, han sido los niños de los arciprestazgos de Vena y Gamonal, que tuvieron sus celebraciones de envío misionero el pasado sábado en la catedral y en la Real y Antigua de Gamonal. También las parroquias de Miranda de Ebro participaron el sábado en esta singular iniciativa.

El próximo sábado 23 de diciembre serán los niños del arciprestazgo de Vega quienes anuncien la llegada de la Navidad en la zona sur de la capital. Igualmente, los niños de Aranda sembrarán estrellas en la ciudad del Duero. Y un día antes, el viernes 22, voluntarios de la parroquia de San Juan Bautista de la barriada Yagüe se desplazarán hasta el centro penitenciario de Burgos para sembrar también la esperanza de la Navidad entre las personas privadas de libertad. También ese mismo día se repetirá la iniciativa de Sembradores de Estrellas en Medina de Pomar.