OMPRESS-FILIPINAS (16-03-21) Los feligreses de una parroquia de la isla de Homonhon, Filipinas, han plantado 500 árboles para celebra el quinto centenario de la llegada del Evangelio a Filipinas, un aniversario al que el Papa Francisco se unió con una misa este pasado domingo.

La isla de Homonhon ha sufrido las consecuencias de la minería en su suelo durante décadas, por lo que la plantación de estos 500 árboles autóctonos es un gesto para recordar y fomentar el cuidado del medio ambiente. Un acto simbólico que tuvo lugar el pasado 14 de marzo, como parte de las celebraciones del quinto centenario por parte de la Parroquia de San Juan Bautista. Como explicaba el padre Christian Ofilan, se trata de recordar a los fieles que somos administradores de la creación de Dios y, por lo mismo, “la protección del medio ambiente es parte del mensaje cristiano”. Más de 500 feligreses de las ocho aldeas de la isla se unieron a la actividad, con el embajador polaco en Filipinas, Karoslaw Szczepenkiewics, que se sumó a la iniciativa.

La diócesis de Borongan, a la que pertenece la parroquia, ha estado a la vanguardia en la sensibilización ambiental para salvar esta isla. Además, Homonhon es uno de los lugares centrales de las celebraciones del jubileo en la diócesis. Fue en ella donde el explorador Fernando de Magallanes y su tripulación desembarcaron por primera vez hace 500 años. La expedición de Magallanes llegó al archipiélago filipino el 15 de marzo de 1521, pero no desembarcó en Homonhon hasta el 17 de marzo. Del 17 al 28 de marzo de aquel año, descansaron en la isla antes de dirigirse a la isla de Limasawa, donde se celebró la primera Misa de Pascua, que fue el 31 de marzo de 1521.