OMPRESS-PERÚ (8-03-21) Es el proyecto que han lanzado en el Vicariato Apostólico de Iquitos, en la región amazónica del noroeste de Perú, donde, explican los misioneros agustinos a quienes está encomendado el vicariato, estos aparatos son de primera necesidad para la educación de niños y jóvenes de las comunidades indígenas.

El Secretariado de Misiones, Justicia y Paz de la Provincia agustiniana de San Juan de Sahagún de España, se ha unido con este motivo al Vicariato Apostólico de Iquitos y a Radio la Voz de la Selva, con el objetivo de fabricar aparatos de radios para las familias de los niños y niñas de comunidades rurales e indígenas de la zona noreste de la Amazonía peruana.

El proyecto, señalan los agustinos, busca mejorar el acceso de los estudiantes de la Educación Básica Regular (EBR) y a las clases que ofrece el Ministerio de Educación de Perú a través de la radio con el programa “Aprendo en Casa” y de la Dirección Regional de educación de Loreto con el programa “Al son del manguaré”. Se quiere comenzar esta acción con 7.000 familias, lo que supondría el acceso a la radio de 26.000 estudiantes, aproximadamente, y la capacitación de 200 docentes para que puedan brindar apoyo a los estudiantes y sus familias y, de esta manera, aprovechen mejor las clases a través de la radio.

Tener un receptor de radio en los hogares, a lo largo y ancho de los ríos de esta región amazónica, donde no hay otra forma de comunicación -ni televisión, ni Internet-, significaría un gran avance y una gran potencialidad para muchas cosas, no solo para la educación, sino también para temas de cultura, salud, medio ambiente, evangelización.

Se ha comprobado cómo en este año de coronavirus, los mensajes relacionados con la prevención, la higiene o el cuidado de los enfermos, no han llegado bien a los más recónditos lugares de la selva, por la falta de aparatos de radio en los hogares y, donde los había, no llegaba bien la señal.

Por eso, el proyecto no contempla solo fabricar radios, sino mejorar la señal para que llegue con fuerza y nitidez a todos los lugares de la selva. Para lograr esto hay que añadir más potencia a los transmisores y mejorar la antena de Radio la Voz de la Selva, emisora de la Iglesia Católica que funciona en aquella parte de la Amazonía desde la década de los años 70 del siglo pasado.

Una de las cosas interesante de este proyecto es que los aparatos de radio se construyen allí mismo, en la selva, y se utilizan elementos reciclables, así como energía solar para su funcionamiento. La fabricación de cada aparato tiene un coste de 20 euros.

El misionero agustino Miguel Fuertes explica en un vídeo cómo son las radios.