OMPRESS-BURKINA FASO (8-09-20) Ayer entraba en vigor el acuerdo bilateral sobre el estatus legal de la Iglesia católica en este país africano, que se firmó en el Vaticano en julio de 2019, un acuerdo que garantiza a la Iglesia la posibilidad de realizar su misión. Mediante comunicación oficial de la Embajada de Burkina Faso ante la Santa Sede, se ha perfeccionado el procedimiento de intercambio de los instrumentos de ratificación del Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado de Burkina Faso sobre el estatuto jurídico de la Iglesia Católica en Burkina Faso, firmado en el Vaticano el 12 de julio de 2019.

Este Acuerdo, entrado en vigor con fecha de hoy de conformidad con su artículo 18, garantiza a la Iglesia la posibilidad de llevar a cabo su misión en Burkina Faso. En particular, se reconoce la personalidad jurídica pública de la Iglesia y de sus instituciones. Las dos Partes, salvaguardando su propia independencia y autonomía, se comprometen a colaborar por el bienestar moral, espiritual y material de la persona humana y por la promoción del bien común.

En Burkina Faso, la Iglesia cuenta con 15 diócesis, en un país en el que el 19% de la población es católica, si bien en algunos lugares, como Uagadugú, este porcentaje se eleva hasta el 30%, y en cambio, en Gaoua, apenas alcanza el 5%. Con una gran presencia a nivel asistencial y educativo, la Iglesia católica en Burkina Faso ha sufrido en los últimos años, sobre todo en el norte del país, ataques y asesinatos – como el de Dablo en el que fueron asesinados el sacerdote y cinco fieles – por parte de grupos extremistas islámicos. A pesar de ello, gracias a las vocaciones religiosas y sacerdotales, es una Iglesia que mira con esperanza el futuro.