OMPRESS-ROMA (22-10-20) El presidente internacional de las Obras Misionales Pontificias, Mons. Giovanni Pietro Dal Toso ha enviado un vídeo mensaje a los fieles católicos españoles en el que agradece su sensibilidad misionera y su percepción profunda de la llamada a la misión. Y es que España es, después de Estados Unidos, el segundo país del mundo que más colabora con el Domund y la Obra de la Propagación de la Fe que promueve esta Jornada Mundial de las Misiones. Juntos, España y Estados Unidos, aportan más de la mitad del Fondo (13,5%y 38,7% respectivamente). España el año pasado envío 10.527.782,81 de euros.

“Quiero agradecer a los católicos de España por todo el aporte que dan a nuestras Obras Misionales Pontificias”, dice Mons. Dal Tosso en el vídeo, “y no es solamente un aporte financiero, es un aporte que manifiesta la gran sensibilidad misionera que hay en España. Hay muchísimos misioneros y misioneras españoles, consagrados, sacerdotes, laicos por el mundo. Pero están ahí porque detrás hay una comunidad, que es la comunidad cristiana española, que es muy fuerte y percibe mucho esta llamada a la misión. Por eso quiero agradecerlo mucho. También por el trabajo que se hace a través de nuestra dirección nacional es España. Gracias”.

El objetivo del Domund no es otro que sostener a las Iglesias jóvenes, que coinciden en el 99% de los casos con los lugares más pobres del mundo. El sostenimiento de estas Iglesias es posible gracias a la colecta del Domund que se realiza en todo el mundo. Todos los países -incluso los que recibirán dinero- hacen sus aportaciones, y con lo recaudado se forma un Fondo Universal de Solidaridad, a modo de una gran hucha internacional del Domund, que se pone a disposición de la Santa Sede. Ese dinero se divide de forma equitativa entre 1.115 diócesis de Misión. El Domund se convierte en el gran pulmón de la Iglesia misionera, ya que año a año envía a las diócesis, estas Iglesias jóvenes, una ayuda fija, como símbolo de unidad de los católicos del todo el mundo, que se preocupan de sus hermanos más necesitados.

Mons. Dal Toso hacía mención de la generosidad de los católicos españoles con las misiones en una entrevista realizada para Vatican News en colaboración con OMP España. “Hay muchos misioneros y misioneras consagrados y laicos de España y eso significa que en España la sensibilidad misionera todavía sigue muy fuerte”, decía el máximo responsable de las Obras Misionales Pontificias en el mundo.