OMPRESS-ROMA (11-06-18) Acaba de hacerse público el documento preparatorio para el sínodo especial que el Papa Francisco ha querido dedicar a la Amazonía y que tendrá lugar en octubre de 2019, en coincidencia con Mes Misionero Extraordinario, también convocado por el Papa.

Con el título “Amazonía, nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”, es fruto de la labor del comité asesor formado entre otros por tres obispos misioneros españoles, que ejercen su labor en esta increíble zona del planeta. Una zona tan extensa que el documento habla más bien de Amazonías, por su increíble riqueza y diversidad natural y también humana. La primera parte “Ver, identidad y clamores de la Panamazonía”, tras delimitar geográfica, cultura y étnicamente la región, no duda en denunciar que “los pueblos originarios Amazónicos nunca han estado tan amenazados como lo están ahora”.

La segunda parte “Discernir, hacia una conversión pastoral y ecológica”, responde a la pregunta sobre qué significa anunciar el Evangelio de Jesús en la Amazonía. La respuesta abarca varias dimensiones, también la ecológica, que se coronan con la dimensión misionera, de una Iglesia misionera en salida, como dice el Papa, teniendo siempre en cuenta que “la alabanza a Dios necesita estar acompañada por la práctica de la justicia a favor de los pobres”. De ahí que la tercera parte, “Actuar, nuevos caminos para una Iglesia con rostro amazónico”. Esto implica, “para los misioneros, la capacidad de descubrir las semillas y frutos del Verbo ya presentes en la cosmovisión de sus pueblos. Para esto, es necesaria una presencia estable, de conocimiento de la lengua autóctona, de su cultura y de su experiencia espiritual. Solo así la Iglesia hará presente la vida de Cristo en estos pueblos”.

El documento concluye con una serie de preguntas, por cada una de las partes del documento, el ver, discernir y actuar. Será la respuesta a este cuestionario, destinado a que lo respondan los pastores, consultando al Pueblo de Dios, la que encuadre el desarrollo de este sínodo especial, en el que la Amazonía, sus pueblos y su riqueza ecológica serán los protagonistas.