OMPRESS-INDIA (13-01-20) La Jornada de la Juventud de Asia debería celebrarse en la India en octubre de 2021. No es la primera vez que se hubiera celebrado en el segundo país más poblado del mundo, puesto que ya se organizó en Bangalore. La primera se celebró en 1999 en Hua Hin, Tailandia, después fue en 2001, en Taipei, en 2003 fue en Bangalore, en 2006 en Hong-Kong, en 2009 en Imus, en Filipinas, en 2014 en Daejeon, Corea, en la que participó el Papa Francisco, y la última, en Yogyakarta. Pero por circunstancias “imprevistas”, la Conferencia Episcopal India ha tenido que anunciar la imposibilidad de que este evento pueda tener lugar en el país. “Se ha tenido que cancelar por varias razones, sobre todo debido a las dificultades en las solicitudes de visados de los jóvenes peregrinos de los países vecinos”, lamenta el padre Chetan Machado, secretario del Consejo de Jóvenes de las Conferencia Episcopal India, según recoge UCA News. Lamentaba además que la India perdiera “la oportunidad de defender la unidad y la diversidad que amamos”.

Por su parte, Mons. Nazarene Soosai, obispo de Kottar, explicaba que la India tenía “la tarea de organizar la Jornada de la Juventud de Asia, un gran acontecimiento que pone a la juventud en primer lugar, en el que los jóvenes pueden compartir sus puntos de vista, sus ideas y preocupaciones. Desgraciadamente, no podremos darles esa oportunidad”. Según explicaba Mons. Soosai, que es el presidente del Consejo de Jóvenes de la Conferencia Episcopal, “tras discutir con las autoridades, decidimos que era mejor cancelar el evento, dado que las circunstancias actuales, en el mejor de los casos, no nos permiten organizar este encuentro”. Es la postura del gobierno indio, que está en manos del partido nacionalista hindú BJP, que en 2019 obtuvo la mayoría para formar gobierno.

Fue en 2017, en la última Jornada de la Juventud de Asia, en Yogyakarta, Indonesia, cuando la delegación de la Iglesia india recibió la Cruz de la Juventud de manos de jóvenes de Indonesia. Ese acto marcaba el primer paso en la preparación de la Jornada en la India para el 2021, que no se podrá celebrar.

Las diversas jornadas celebradas hasta ahora permitían a los jóvenes católicos de toda Asia vivir el Evangelio con otros jóvenes creyentes de culturas diferentes, y afrontar los desafíos actuales que les afectan directamente, como los problemas relacionados con la justicia social. En cada jornada ha habido celebraciones, tiempos de oración, foros y talleres. En 1991, durante la primera edición de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que tuvo lugar en Chestocowa, Polonia, las delegaciones de varios países asiáticos expresaron su deseo de crear su propia celebración en apoyo de la juventud católica, en el continente asiático. En 1994 se constituyó una Mesa de la Juventud con jóvenes de diferentes países asiáticos, que llevaría a la celebración de la primera Jornada en 1999 en Hua Hin, Tailandia.