OMPRESS-BRASIL (20-02-19) La sede nacional de las OMP en Brasil acoge durante toda esta Semana a los representantes de las Obras Misionales Pontificias de 24 países de América. En esta Asamblea están presentes no sólo los directores nacionales de OMP sino también los Obispos que están a cargo de las Comisiones de Misiones en sus respectivas Conferencias Episcopales. Además, en representación de las oficinas internacionales de las Obras Misionales Pontificias en Roma, está presente el Secretario General de la Pontificia Unión Misional, el padre Fabrizio Meroni.

La misa de acogida de la Asamblea, que tiene lugar en Brasilia, se celebraba este lunes día 18, presidida por el arzobispo de la capital brasileña, el cardenal Sergio da Rocha.

Entre los objetivos de la Asamblea, hasta el próximo viernes 23, destaca la reflexión sobre los fundamentos de la misión, la vocación y el servicio de las Obras Misionales Pontificias. Todo ello bajo el prisma de un itinerario común en preparación al Mes Misionero Extraordinario y en sintonía con el Sínodo para la Amazonia. También se analizarán las conclusiones del 5º Congreso Misionero Americano (CAM 5), del pasado julio en Bolivia, cómo llevarlas a la práctica, además de impulsar la preparación del próximo Congreso, que tendrá lugar en Puerto Rico.

Maurício Jardim, director nacional de las Obras Misionales Pontificias en Brasil, resalta la importancia de este encuentro para la misión en el propio Brasil: “Acoger la Asamblea continental de las OMP en Brasil, con los obispos responsables de la misión y los representantes de Roma y del CELAM, tiene gran significado para las Obras Misionales Pontificias en el país. Este encuentro impulsa y valora nuestro ser y vivir la misión. Él es una feliz coincidencia, pues se realiza en el año en el que el Papa Francisco convoca a toda la Iglesia para el Mes Misionero Extraordinario”.

En la Asamblea están presentes representantes de Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela, Chile, México, EE.UU., República Dominicana, Puerto Rico, Costa Rica, Canadá, Paraguay, Guatemala, Uruguay, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Bolivia, Cuba, de la Conferencia Episcopal de las Antillas y Brasil.