OMPRESS-SRI LANKA (26-01-21) El pasado 16 de enero el arzobispo de Colombo, el cardenal Malcolm Ranjith, bendecía el primer monasterio carmelita descalzo masculino en Sri Lanka, con el recuerdo de Santa Teresa en su mismo nombre.

“Avila Niwasa”, abierto en Polpitimukalana, en la provincia de Kandana, Sri Lanka, está vinculado a la provincia de San José de Tamil Nadu, India. A petición del cardenal Ranjith, los padres carmelitas llegaron a Sri Lanka para colaborar en la pastoral de la archidiócesis de Colombo, además de asistir espiritualmente a las Carmelitas del monasterio femenino, presente en la ciudad.

La bendición del monasterio se retrasó de fecha casi diez meses debido a los problemas con el covid. Su apertura solemne y su bendición este 16 de enero fue una fiesta, con una cálida bienvenida al cardenal, al que los religiosos de la comunidad de Ávila Niwasa le impusieron una guirnalda. Guardando las disposiciones sanitarias, hubo una nutrida presencia de sacerdotes, religiosos y religiosas de las comunidades cercanas y numeroso pueblo de Dios. Antes de la celebración eucarística, se bendijo la estatua de San José – en este año dedicado al esposo de María – y se consagró el altar. Tras la misa, una vez bendecido el tabernáculo, se guardó en él la Eucaristía para su veneración y adoración.