OMPRESS-ZAMBIA (24-09-20) El Fondo de Emergencia, creado por el Papa Francisco a través de las Obras Misionales Pontificias para afrontar la actual crisis en los territorios de misión, ha enviado una ayuda a la diócesis zambiana de Kabwe.

Gracias a la generosidad de tantos fieles con este Fondo de Emergencia, las Obras Misionales Pontificias han hecho llegar a vicariatos apostólicos y diócesis de África, América y Asia ayudas que son de primera necesidad para afrontar las consecuencias de la pandemia. La diócesis de Kabwe es la más joven y la que menos medios tiene de las 11 diócesis católicas de Zambia. Establecida por el Papa Benedicto XVI el 29 de octubre de 2011, se creó con ocho diócesis del norte de la capital del país, Lusaka, cuya área metropolitana se acerca a los tres millones de habitantes. Casi diez años después las parroquias, cada una de ella abarcando varias comunidades, llegan ya a las 32, por lo que Kabwe es una de las Iglesias africanas más dinámicas incluso a nivel de números.

Los casos de covid-19 en Zambia han seguido subiendo, como en tantas partes del mundo. Se cerraron las parroquias y capillas al culto público en marzo, aunque se fueron abriendo de nuevo de forma progresiva durante el verano, y los programas sociales y educativos se han visto muy afectados. A pesar de estar enclavada en los suburbios de una gran capital africana, la diócesis de Kabwe lograba mantener sus parroquias y actividades gracias a la aportación de sus fieles. En las circunstancias actuales de falta de actividad económica e incertidumbre, los 7.600 dólares que se han hecho llegar a esta Iglesia en Zambia permitirán “to kick start”, “poner en marcha” las actividades pastorales y sociales de la diócesis tras un largo periodo de clausura y encierro, como explicaba en su carta de petición el obispo de la diócesis, Mons. Clement Mulenga. Los beneficiados, los habitantes de los slums de Lusaka.

Más información en la página web de las Obras Misionales Pontificias.