OMPRESS-ORENSE (14-12-20) La ya tradicional exposición de belenes, que ha adornado el Obispado de Orense en estas fechas desde hace más de quince años, no ha contado con el bullicio de los niños que en su inauguración llenaban de alegría los pasillos del viejo edificio. Aún así y contemplando todas las medidas necesarias, se inauguró y se puso en marcha, con la bendición del señor obispo, Mons. Leonardo Lemos, la exposición de “Belenes del Mundo”. Tampoco tuvo lugar la tradicional bendición de las imágenes del Niño Jesús por parte del prelado que tenía lugar con motivo de esta inauguración. Este año se ha animado a las parroquias a que tengan esta celebración en algún momento de los días previos a Navidad: “No vayamos a olvidar al auténtico protagonista de la Navidad justamente este año, en que le necesitamos más que nunca”.

En esta ocasión, la exposición “Belenes del Mundo”, más limitada, recoge una selección de 35 Misterios. Muchos de los belenes están hechos como materiales propios de su país de origen. Hay madera de ébano, palo de rosa, palo de naranjillo, caoba, madera de olivo, piedra de jabón, piedra volcánica, resina, hueso de pichincha, bronce policromado, tawua o marfil vegetal, hojas de maíz, cáscara de nuez, cerámica, alabastro, miga de pan, telas, papel, barro policromado… Materiales distintos para representar lo que une en la fe, el misterio de Belén y de la Encarnación.

De manera ordenada, recuerdan desde el obispado orensano, “respetando las distancias, el aforo y las normas sanitarias, tal y como estamos ya acostumbrados a hacer tanto grandes como pequeños, podremos visitar una muestra de representaciones del nacimiento de Jesús propias de distintos países, en los materiales y estilos autóctonos, traídas por los misioneros diocesanos”.

La exposición está abierta desde el pasado jueves 10 de diciembre y concluirá el próximo 7 de enero.