OMPRESS-ORENSE (17-10-18) Con el sugerente título “¡Cambia… y el mundo cambiará!”, Mons. J. Leonardo Lemos, obispo de Orense, dirige una carta a sus fieles de cara al Domund que celebraremos este próximo domingo 21 de octubre:

“Este año el lema de la Jornada Mundial de las Misiones está cargado de un singular dinamismo: Cambia el mundo. Hoy en día, en nuestra sociedad tan compleja y llena de rápidas transformaciones, parece que se está buscando el cambio en todo, pero el cambio por el cambio y sólo unidimensionalmente. Sin embargo, el reto al que nos enfrenta el lema misionero de este año es: cambia tú y el mundo y tu entorno también cambiarán.

Cuando pensaba en escribiros vino a mi memoria un hecho muy sencillo y, al mismo tiempo, muy emblemático, sucedido a las pocas semanas de mi ministerio pastoral en esta Diócesis; tal es así que, pasados los años, no lo he olvidado. En una ocasión una misionera del Divino Maestro me hizo llegar una pequeña nave, en metacrilato. En su vela aparecía dibujado el sello de mi pontificado y, en la parte baja, se leía y sigue leyéndose esta frase: Lo que tú seas, serán tus sacerdotes. Lo que tú y tus sacerdotes seáis, será tu diócesis. Este pensamiento es de mi predecesor Mons. Blanco Nájera, un obispo con un corazón misionero.

Este hecho me ha acompañado hasta el momento. Esa pequeña embarcación sigue caminando conmigo entre el mar de libros, informes, dosieres y trabajos que tengo sobre mi mesa de estudio. Al leerlo me doy cuenta que aquella religiosa, misionera, que me obsequió con aquel pequeño objeto cargado de simbolismo, gastó y desgastó su vida en la misión. Por eso, son precisamente ellos, los misioneros, los que hacen posible el cambio. Son ellos los que nos enseñan con su vida a los que nos encontramos en esta sociedad tan aburguesada, que se puede cambiar a más y a mejor. Que esa energía dinamizadora sólo puede brotar de la Buena Nueva del Evangelio de Jesús, y que para que esto sea posible necesitamos que el Evangelio de la alegría cambie y transforme el corazón de todos aquellos que se encuentran con Jesucristo.

¿Quieres que el mundo cambie? ¿Que cambien los otros? ¿Que haya más paz, justicia y respeto? ¿Lo quieres de verdad? Pues mi consejo es que te metas en la escuela del Evangelio y te dejes cambiar por el dinamismo de la gracia del Espíritu Santo. Si lo haces así te convertirás en un auténtico agente del cambio del mundo. Por eso, para lograr este cambio, es necesario que la luz del Evangelio llegue hasta el fin del mundo y, para ello, son necesarios los misioneros que con el testimonio de su vida son los auténticos protagonistas del verdadero cambio del mundo. De ahí que, con motivo de esta jornada del DOMUND te lanzo un reto: ¡cambia… y el mundo cambiará!”.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer