OMPRESS-MADRID (17-05-18) Ayer tenía lugar la clausura del año académico del Curso de Evangelización Misionera de la Cátedra de Misionología de la Universidad Eclesiástica San Dámaso. El acto consistió en la evaluación de la actividad académica del Curso por parte de los alumnos, la entrega de los diplomas a los que finalizaban los dos años académicos y un momento de oración de acción de gracias.

Los alumnos dieron gracias a los profesores por su buena predisposición, su capacitación y la capacidad pedagógica, resaltando la importancia del Curso para su formación personal porque es una ayuda para clarificar ideas y un impulso a actuar. También valoraron muy positivamente los testimonios de la mesa redonda de testimonios misioneros que se tuvo en su momento y la Jornada académica con la intervención de Rainiero Cantalamessa. A continuación se hizo la entrega de los diplomas a cinco alumnos –una misionera y cuatro laicos- que terminaban el ciclo de dos años del Curso de Evangelización Misionera.

Anastasio Gil, Director Nacional de las OMP en España y Director de la Cátedra, agradeció al equipo de coordinación el esfuerzo por la organización de las actividades de la Cátedra. También señaló como el Curso es muy apreciado por las OMP en España; que la Cátedra supone una inversión personal y económica, de la que está muy satisfecho al ver los resultados que da en las personas que participan en las actividades y en la Iglesia. Por esto mismo, añadió, se ha becado a dos sacerdotes para cursar estudios de Misionología en Roma.

José María Calderón, Delegado Episcopal de Misiones de Madrid y miembro del equipo de coordinación, también agradeció a los alumnos su interés y les invitó a difundirlo en sus parroquias y comunidades cristianas.

Por último, el Prof. Juan Carlos Carvajal señaló cómo el Curso reúne cada año a personas de una amplia variedad de experiencias vitales y eclesiales (porque hay misioneras, sacerdotes y laicos); que en la Jornada tanto el Gran Canciller, el Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, como el Rector, D. Javier Prades, remarcaron la importancia de la Cátedra en la Universidad Eclesiástica San Dámaso en la línea marcada por el papa Francisco en la Constitución apostólica Veritatis gaudium. De hecho, la asistencia de los alumnos a las clases en la sede de la Universidad es ya un gran testimonio de la importancia de la misión y un acicate a los demás alumnos de la misma: “estamos haciendo Iglesia”, concluyó.

Finalmente, el grupo pasó a la Capilla de la Universidad para hacer una oración centrada en el Espíritu Santo para agradecer y encomendar el fruto de este año académico del Curso de Evangelización Misionera.