OMPRESS-ROMA (16-04-18) El obispo misionero Rafael Cob, Vicario Apostólico de Puyo, Ecuador, ha tenido el privilegio de vivir en Roma, en estos días, la preparación del Sínodo sobre la Amazonia, con la cercanía del Papa Francisco. La reunión de la Secretaría del Sínodo sobre Amazonia en Roma está compuesta por los 18 miembros del Consejo sinodal y 13 expertos en temas amazónicos. Tres obispos misioneros españoles, uno de ellos Mons. Cob, forman parte de esta secretaría. Él mismo cuenta sus impresiones:

“Nos sentimos alegres con olor de hogar y selva, cuantos hemos tenido la experiencia de iniciar en Roma acompañados por el Papa, una experiencia que algunos nunca nos habíamos ni imaginado pudiera darse. Sin duda es un regalo pascual de Dios poder haber asistido a esta primera reunión del Consejo presinodal para la Región Panamazónica.

Que el Papa Francisco convocara el 17 de octubre del 2017 un Sínodo extraordinario para la Región Amazónica, como decía el secretario general del Sínodo Cardenal Baldisseri, será un acontecimiento de extraordinaria magnitud, con repercusiones a nivel global para toda la Iglesia y para el mundo entero, alcanzando realidades muy variadas desde la evangelización de los pueblos hasta lo concerniente a la ecología y salvaguarda de la creación, dada la situación de esta región de la Amazonia.

Sin duda han sido dos días vividos con intensidad pasión y comunión eclesial entre los participantes de esta comisión presinodal. Todos involucrados directamente en esta Región de la Iglesia y del Planeta con unas características singulares como es la Amazonia. Son representantes de las Conferencias Episcopales de los países amazónicos además de un grupo selecto de expertos y representantes de la REPAM, con el Card. Humes, presidente de la misma, y su secretario general, el laico Dr. Mauricio López

El tema escogido por el Papa, Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral, provoca una oleada de esperanza creativa y dinámica que nos pone en movimiento como Iglesia en salida, buscando respuestas a los grandes desafíos, guiados por el Espíritu y, como decía el Papa al concluir la reunión, poniendo este proyecto en las manos de Dios.

La comisión actuó con fluidez en sus aportaciones y desde la experiencia evangelizadora de la vida eclesial, aterrizada en la realidad amazónica de sus pueblos. Según se iba leyendo el texto del documento borrador en las tres partes del Ver, Juzgar-Discernir y Actuar, así como la formulación de las preguntas para cada parte. Las mismas que servirán para el estudio y socialización, recogiendo y escuchando las sugerencias y experiencias de las bases en nuestras respectivas jurisdicciones eclesiales y en los foros que se tendrán en la siguiente etapa.

Esperamos que esta bendición de Dios Padre, a sus Hijos amazónicos y a toda la Iglesia Universal, continúe con la fuerza de su Espíritu como el día de Pentecostés, haciéndonos testigos y profetas en medio de nuestro mundo, tan necesitado de la luz del Espíritu de Dios que todo lo ilumina y lo renueva”.