OMPRESS-PARMA (6-04-20) Una página web explica de modo sencillo y adaptado al continente africano qué hacer y qué no hacer ante el coronavirus; una idea nacida de un arquitecto italiano, Federico Monica, y respaldada por el burkinés Cleophas Dioma. La página web https://www.covidfree-toolkit.org/ recopila y difunde buenas prácticas que se pueden llevar a cabo en las comunidades africanas para contener la propagación del virus. Son soluciones creativas, sencillas y de bajo coste. Federico Mónica, que ha sido en varias ocasiones cooperante en África, señala que en países donde el distanciamiento social es difícil de aplicar, “las propuestas simples, como lavarse las manos, no son una banalidad, ya que pueden marcar la diferencia”. Hasta la fecha, los ejemplos de buenas prácticas recopilados por el portal son más de treinta, en parte gracias a la ayuda de muchos. Cleophas Dioma, representante de los emigrantes de Burkina Faso en Italia y presidente de la asociación Reseau (organizadora de Italy Africa Business Week), inmediatamente difundió esta iniciativa entre los representantes de la diáspora africana en Italia y, a través de ellos, a decenas de comunidades en el continente africano.

“Fue una idea nacida casi por casualidad, mientras que, como muchos otros italianos, vivo este período de cuarentena forzada”, explicaba a la agencia SIR Federico Mónica. “Siguiendo a diario las noticias provenientes de África, noté una disparidad fundamental entre los tonos dramáticos y apocalípticos, con los que se cuenta el avance del Coronavirus en los medios de comunicación occidentales, como si fuera un destino inevitable, y muchos noticias que recibí de amigos o medios africanos de comunidades que intentan reaccionar con soluciones creativas, a menudo sencillas y de bajo coste, pero que realmente pueden representar una barrera para la propagación del virus”. Son pequeños gestos: un contenedor de bricolaje para fomentar el lavado de manos o buenas prácticas para evitar el contagio en un autobús urbano. Obviamente, explican los creadores Covid-Free, esto no significa minimizar el desafío que la propagación del coronavirus, ahora presente en todos los países africanos con 6.300 casos confirmados y 237 muertes (a fecha 2 de abril), representa desde el punto de vista sanitario y social. “Está claro”, continúa Federico Mónica, “que la mejor solución para contrarrestar la propagación del virus es el distanciamiento social y, mejor aún, la cuarentena forzada, pero debemos ser realistas: estas soluciones en muchos contextos, no solo en África, no son sostenibles. Pensemos en las áreas más pobres, en personas que viven en una economía informal, sin ahorros, sin formas de apoyo social. Desde esta perspectiva, propuestas simples como lavarse las manos no son una banalidad, pueden marcar la diferencia”.

De ahí el nacimiento, en los últimos días de marzo, de un grupo de Facebook que hoy cuenta con unos 400 miembros que actúan como recopiladores de buenas prácticas ya existentes y, posteriormente, la creación de la página web, en inglés y francés, que presenta un escaparate práctico a disposición de quien quiera aplicarlas. En solo unos días, recibieron comentarios y opiniones de 22 países africanos y el número sigue creciendo, con la esperanza de que esta red llegue a muchas más comunidades. Las iniciativas siguen tres líneas. La primera está vinculada a la innovación y las nuevas tecnologías, como el servicio de WhatsApp introducido en Zimbabue. La segunda línea es la concienciación, con ideas como los carteles hechos en Senegal o la publicidad en paradas de transporte público en Ruanda. Finalmente está el tema de las soluciones creativas siguiendo el ejemplo de los “cubos Verónica”, simples recipientes de plástico con un corte en la parte inferior, que fueron inventados hace muchos años en Ghana por Veronica Bekoe para facilitar el lavado de manos en lugares públicos y que ahora están muy extendidos”.