OMPRESS-CÓRDOBA (20-03-18) El pasado sábado 17 de marzo, en la nave de la Fundación Bangassou, se llevó a cabo la carga del contenedor con destino a Picota, Perú, que las parroquias de la Inmaculada de Benamejí, Santo Domingo de Lucena y Nuestra Señora de la Esperanza de Córdoba, junto a la Delegación Diocesana de Misiones, han recogido y preparado durante dos meses.

Un gran número de personas desde la retaguardia misionera han hecho posible, tanto con la entrega y recogida de materiales de primera necesidad (ropa, calzado, material escolar, medicinas, etc.) como con la carga del contenedor, y sobre todo con sus oraciones, poder compartir la fe y los bienes con nuestros hermanos de la misión diocesana de Picota.

Desde hace varios años, la diócesis de Córdoba se encuentra vinculada a tierras peruanas, a través de la misión de Picota. Además de la ayuda material, en verano se organiza una experiencia misionera a la que se suman sacerdotes, seminaristas y laicos. El año pasado fueron nada menos que treinta personas.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer