OMPRESS-MADRID (17-01-19) El próximo martes, 22 de enero, tendrá lugar en la sede nacional de las Obras Misionales Pontificias, c/ Fray Juan Gil, 5 de Madrid, la presentación de la Jornada de Infancia Misionera. El subdirector nacional de las OMP, José María Calderón, dará a conocer los datos más relevantes del trabajo de la Infancia Misionera durante 2018, así como los proyectos llevados a cabo gracias a la colaboración de los niños españoles. Por su parte, el prefecto apostólico del Sahara Occidental, Mario León Dorado, contará cómo la Infancia Misionera puede ayudar en medio del desierto.

La superficie de la Prefectura del Sahara Occidental tiene el tamaño de media España. Cuenta con dos parroquias: al norte, la iglesia de San Francisco de Asís (El Aaiún); y al sur, la iglesia de Nuestra Señora del Carmen (Dajla), y una pequeña capilla en el Puerto de El Aaiún. El Sahara Occidental es un territorio de paso para los inmigrantes, donde la Iglesia, desde 1954 es una referencia estable para ellos.

Mario León Dorado nació en Madrid el 16 marzo de 1974. Fue bautizado en la Parroquia de San Leandro (barrio de Aluche), de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada (OMI), a los que permaneció vinculado desde muy joven. Con 20 años decidió entrar en esta Congregación. Terminando los estudios de Teología en la Facultad de Teología San Dámaso, de Madrid, fue enviado como diácono a Jaén, a la Parroquia de la Inmaculada y San Pedro Pascual. Después de 4 años, en 2004, fue enviado a la Misión de los Oblatos en el Sahara. Sus hermanos de comunidad le ayudaron a conocer, comprender y amar, la misión y la sociedad saharaui. En 2009, el superior y prefecto apostólico del Sahara Occidental tuvo que dejar la misión por temas de salud, y León Dorado fue nombrado administrador “ad interim”. En 2013, el Papa Francisco le nombró prefecto apostólico del Sahara Occidental.