COOPERACIÓN ESPIRITUAL

ORACIÓN Y SACRIFICIO

 

La oración y el sacrificio son formas poderosas de cooperar con la misión de la Iglesia. Los misioneros nos piden constantemente esa ayuda de la oración, de la que ellos mismos obtienen la fuerza para el quehacer de cada día. Al rezar también pedimos por las comunidades con las que viven y por sus necesidades, como hermanos de una misma familia.

También el trabajo diario, la vida familiar, las dificultades que se pueden presentar, el sufrimiento de los enfermos y ancianos… representan una ocasión privilegiada de ofrecimiento a Dios por las misiones.

SANTOS PATRONOS DE LAS MISIONES

 

Como protectores, intercesores y modelos, las misiones tienen dos santos patrones. San Francisco Javier, viajando hasta el Extremo Oriente, es la imagen del misionero que no puede contener dentro de sí el deseo de hacer llegar el anuncio de Cristo a toda la humanidad. Santa Teresa de Lisieux, entre los muros de su convento, encarna el deseo ardiente de colaborar con la misión mediante la oración y el ofrecimiento espiritual.

La complementariedad de ambos muestra cómo nadie puede sentirse fuera de la llamada a la misión, sean cuales sean sus características personales, su vocación concreta o su temperamento. La misión es derecho y responsabilidad de todos los cristianos.

 

San Francisco Javier

San Francisco Javier

Patrono de las misiones

Nació en el castillo de Javier (Navarra) el año 1506. Fue ordenado sacerdote en Roma el año 1537, y se dedicó a obras de caridad. El año 1541 marchó al Oriente. Evangelizó incansablemente la India y el Japón durante diez años. Murió el año 1552 en la isla de Sanchón Sancián, a las puertas de China.

“Señor, aquí me tienes; ¿qué quieres que haga? Envíame donde tú quieras”

Santa Teresa de Lisieux

Santa Teresa de Lisieux

Patrona de las misiones

Nació en Normandía, Francia, el 3 de enero de 1873, fue monja de clausura a la edad de 15 años, y dedicó su existencia a orar y a sacrificarse por los sacerdotes, especialmente los misioneros. Murió muy joven, a los 24 años, pero dejó un mensaje excepcional por su sencillez y profundidad.

“En el corazón de mi madre la Iglesia seré yo el amor”

ORACIONES

 

Oración por las misiones y los misioneros

La oración es la cooperación de todos los fieles al escuchar y meditar la Palabra de Dios y rezar por los misioneros. La oración es el don y la fuerza que necesita la Iglesia para desarrollar la labor misionera cada día.

Ayuda y reza por los misioneros y las misiones.

ROSARIO MISIONERO

 

El Rosario Misionero es una forma de oración que toma como base al Rosario, en el que, por intercesión de María, se pide a Dios por las intenciones y necesidades de las misiones en todo el mundo.

Consiste en rezar los cinco misterios del Rosario teniendo presente a los cinco continentes, y pidiendo por la evangelización y los cristianos de cada uno de ellos.

Misterios del Rosario Misionero: Primer misterio rezamos por la Iglesia de África; Segundo misterio rezamos por la Iglesia de América; Tercer misterio rezamos por la Iglesia de Europa; Cuarto misterio rezamos por la Iglesia de Oceanía; Quinto misterio rezamos por la Iglesia de Asia.

Si quieres tener un rosario misionero pregunta por él en tu delegación diocesana de misiones: Delegaciones.