OMPRESS-FILIPINAS (9-09-20) El Vicariato Apostólico de Puerto Princesa ha impulsado, como acto concreto del “Jubileo de la Tierra”, impulsado por el Papa Francisco este mes, la limpieza de la costa de un pueblo del vicariato, junto a “nuestros hermanos musulmanes”. El pueblo se llama Bancao-Bancao, en la costa este de la isla de Palawán, y a ella se han sumado numerosos voluntarios cristianos y musulmanes.

El obispo Sócrates Mesiona se hizo eco del llamamiento del Papa Francisco para que la gente “cuide nuestra casa común” y denunció la cultura de “usar y tirar” de la sociedad actual. “Tenemos diferentes religiones, tenemos diferentes creencias, pero vivimos en el mismo mundo. Con suerte, todos asimilaremos la espiritualidad de proteger el medio ambiente”, dijo. Hadji Arturo “Abdulaziz” Suizo, un líder musulmán local, también dijo que el Islam ha dado mucha importancia a la causa de la protección del medio ambiente, que “debemos proteger para la próxima generación”. La comunidad interreligiosa de Palawan también realizará una actividad de plantación de árboles el 30 de septiembre en la montaña de Irawán.

El “Jubileo de la Tierra”, convocado desde el 1 de septiembre hasta el 4 de octubre, se alargará en Filipinas hasta el 11 de octubre, que es el Domingo de los Pueblos Indígenas. El Vicariato Apostólico de Puerto Princesa, uno de los siete territorios de misión de Filipinas que apoyan las Obras Misionales Pontificias con la campaña del DOMUND, siempre ha sido muy activo en el impulso de actividades de cuidado de la “casa común”. En 2018, fieles, clero y el mismo obispo Mons. Mesiona, plantaron más de 10.000 árboles autóctonos en el paisaje protegido de Mantalingahan en Brooke’s Point, en diversas salidas a lo largo del año. Actividad que repitieron también el año pasado con otros 10.000 árboles.