OMPRESS-FILIPINAS (8-06-20) El pasado 4 de junio, desde la catedral de Maasin, en el sur de Leyte, comenzaba la cuenta atrás para esta celebración, rindiendo tributo también a los que luchan contra el coronavirus. A partir de este pasado jueves, quedan 300 días para celebrar ese quinto centenario, en una cuenta atrás que la diócesis quiere vivir como un periodo de sanación. Por eso, el lema de estos 300 días será “Rezamos unidos, nos curamos unidos”. Observando el distanciamiento físico, asistieron a la celebración sacerdotes y algunos fieles, dado el aforo limitado para cumplir las medidas de prevención del covid-19. El padre Johnrey Sibi, presidente de la Comisión para los 500 años de la Primera Misa en Limasawa, explicó que también habrá actos especiales para marcar los 200 y 100 días previos a la gran celebración el 31 de marzo de 2021.

Limasawa es una isla en la provincia filipina de Leyte, en la que se celebró la primera misa. La celebró fray Pedro de Valderrama, capellán de la nao Trinidad, capitana de la expedición Magallanes-Elcano que dio la primera vuelta al mundo. El día 28 de marzo de 1521, la expedición llegaba a la isla de “Massana”, la actual Limasawa, y fue el día 31 de marzo de 1521 cuando se celebró la Misa del Domingo de Pascua de aquel año.

Fray Pedro de Valderrama, nacido en Écija, fue también el primero en celebrar una misa en territorio chileno y argentino. De hecho, el pasado 1 de abril, no se pudo celebrar con la alegría que se esperaba los 500 años de la primera misa en Argentina, en la diócesis de Río Gallegos, aunque contaron con la cercanía del Papa Francisco, que se unió a la celebración.