OMPRESS-MADRID (16-03-21) Se cumple un año de las breves meditaciones, apenas un par de minutos, que el director nacional de las Obras Misionales Pontificias, José María Calderón, ha enviado cada día con una reflexión misionera por Whatsapp, en Ivoox y en la comunidad de oración Hozana.

“En estos días en los que estamos todos encerrados tenemos la posibilidad de convivir con mucha intensidad con la gente que más queremos…”, así comenzaba la primera entrega de estas sencillas reflexiones, en pleno confinamiento en España por la pandemia. Aquel día Jesús recordaba en el Evangelio que había que perdonar hasta 70 veces 7: “que importante es hacer creíble a los hombres y a las mujeres de hoy que la Iglesia y todo cristiano tiene, como misión, ser portadores del perdón de Dios”.

Día a día, cada momento importante del año litúrgico, las memorias y las fiestas de los santos, las jornadas misioneras, han tenido, de manos del director nacional de las Obras Misionales Pontificias, su “sal y pimienta” misionera con su breve comentario. Lo que comenzó como una “meditación de cuarentena” ha pasado a ser una meditación misionera, para no olvidar que todos somos “bautizados y enviados”, como decía el Papa Francisco con el lema del Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019.

Para recibir o escuchar estas meditaciones: Ivoox, Hozana, Whatsapp.