OMPRESS-PUERTO MALDONADO (17-02-20) Mons. David Martínez de Aguirre Guinea, obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, Perú, fue el Secretario Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica. Fruto del sínodo ha sido la exhortación apostólica postsinodal del Papa Francisco “Querida Amazonia”.

Fue el 19 de enero de 2018 cuando comenzaba el camino que ha llevado a esta exhortación y que ha hecho que la Amazonia se convierta en uno de las referencias de la Iglesia a la hora de hablar de la misión. Aquel día visitaba el Papa precisamente a Puerto Maldonado con la Visita del Santo Padre un 19 de enero de 2018, “a partir de esa fecha se desencadenó un proceso de escucha protagonizado por más de 87.000 personas, de nuestras comunidades nativas, campesinas, ribereñas, y de las ciudades”, explica Mons. Martínez. “Entre todos fuimos trazando los nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral y así llegamos a octubre del año pasado, cuando el Papa nos convocó a Roma para el Sínodo (donde participaron 185 padres sinodales, 25 expertos y 55 auditores y oyentes, incluyendo 16 representantes de diferentes grupos étnicos indígenas y pueblos originarios, 10 religiosas presentadas por la U.I.S.G., 6 delegados fraternos y 12 invitados especiales elegidos por su alta competencia científica, ndr). Con ello, el Papa quiso colocar a la Amazonía en el corazón de la Iglesia, y soy testigo de la ilusión con la que muchos de nuestros hermanos indígenas llegaron al Vaticano, donde sus anhelos y preocupaciones fueron escuchados y, juntos, con todos los Obispos, misioneros y misioneras, compartimos la pasión por anunciar a Cristo”.

“Creo que el Papa en esta Exhortación, más allá de lo que se logró en el Documento Final del Sínodo, ha podido desarrollar de una forma muy bella la cristología”, añade el obispo misionero. “La Exhortación ‘Querida Amazonia’ es cristológica. Cristo es el mayor regalo que nos ha podido dar Dios Padre y Cristo nos ha enseñado a cuidar unos de otros y a cuidar también del ambiente que Él nos regala”.

El obispo de Puerto Maldonado explica todo esto en un vídeo, “el Papa – dice en dicho vídeo – una vez más no nos ofrece una meta. Quiere ser luz en un camino que continúa. La Exhortación, que se complementa con el documento postsinodal, genera procesos. Anima a trascender las tensiones y a seguir buscando nuevos caminos de consenso para encontrarnos con Cristo que nos hace soñar con su Reino presente en lo social, en las culturas, en la ecología y en la Iglesia. “Se puede decir – afirmó el Prelado – que esta Exhortación Apostólica tiene un 60% del Sínodo para la Panamazonia y un 40% propio del Papa. La Exhortación recoge perfectamente el reclamo y el grito de dolor y también las esperanzas que manifestaron los Obispos, pastores, misioneras y misioneros, indígenas y todos los que participaron en el Sínodo de la Amazonia”.

Para ver el vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=QkwKEMlpML8