El próximo domingo 4 de marzo la Iglesia española celebra el Día de Hispanoamérica.

 

“Iglesias jóvenes, alegría y esperanza” es el lema para el Día de Hispanoamérica 2018, que entronca con la preparación que está viviendo la Iglesia universal con motivo del próximo Sínodo Episcopal sobre los jóvenes en octubre 2018. Este lema es una llamada a los jóvenes a salir para lanzarse sin miedo a la misión. Ver mensaje de Pontificia Comisión para América Latina.

La Jornada Misionera del Día de Hispanoamérica, organizada por la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de la CEE es un jornada que debe servir para fortalecer los lazos de amistad y fraternidad con las comunidades jóvenes de la Iglesia en América; tomar conciencia de que el mandato misionero sigue interpelando a quienes han recibido el don de la fe para que salgan de sí mismos y “vayan” a la otra orilla;  acoger con gratitud, en nuestras comunidades eclesiales, a quienes llegan procedentes de otros países, ya sean laicos, familias, religiosos y religiosas, o sacerdotes;  y recordar a los misioneros españoles que permanecen en la misión en el continente americano, y colaborar con ellos a través de la oración y de la ayuda económica. En Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias de la CEE  pueden descargarse el guión para la liturgia, la información económica de la jornada y todos los materiales para celebrar el Día de Hispanoamérica 2018.

Desde el año 1959 la Iglesia en España celebra el Día de Hispanoamérica: “A lo largo de estos años -declara Anastasio Gil, Director Nacional de OMP y Secretario de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias- tenemos la oportunidad de dar gracias a Dios al comprobar que la fe recibida por los primeros misioneros españoles se ha difundido como la luz del Evangelio en el continente americano. La celebración de esta jornada Misionera, es un momento para recordar a los miles de misioneros españoles –sacerdotes, religiosos y religiosas y laicos- que están gastando su vida al servicio de aquellas comunidades que nacieron a la fe gracias a la labor evangelizadora de los misioneros y hoy son comunidades bien consolidadas”.

En el Día de Hispanoamérica, la Comisión Episcopal de Misiones, recuerda de manera especial a los misioneros de la OCSHA (Obra de Cooperación Sacerdotal HispanoAmericana), sacerdotes diocesanos que sin perder su incardinación en la diócesis de origen, han recibido el don de la vocación misionera y han sido enviados para arrimar el hombro en la evangelización  de los pueblos de América. En la actualidad hay unos 300 misioneros de la OCSHA  trabajando por la Evangelización en América, son expresión de la dimensión universal de la Iglesia particular.

La colecta del Día de Hispanoamérica servirá para seguir ayudando a estos sacerdotes que gastan su vida al servicio de nuestros hermanos en América Latina.