OMPRESS-PERÚ (1-12-20) La REPAM, la Red Eclesial Panamazónica acaba de publicar un dossier sobre la evolución de la pandemia en el territorio Panamazónico, en el que se presentan los datos acumulados por contagios y por decesos en cada uno de los países. Presenta además gráficos e indicadores sobre el estado de la crisis sanitaria de manera comparativa y a nivel regional.

Una de las labores más importantes de la Iglesia en la Panamazonía en este tiempo de pandemia ha sido la de recopilar información. De hecho, según afirman desde la REPAM, ha sido la única instancia que ha llevado a cabo este trabajo, lo que ha permitido tener un panorama claro de la situación, que, si ya de por sí es grave en zonas urbanas más pobladas y con mayor acceso a información, resulta aún más crítica al concentrarse en áreas amazónicas que son generalmente territorios que sufren abandono institucional, escasez de servicios básicos y de saneamiento, con limitado acceso a atención en salud.

Los datos que presenta el Dossier impacto del covid-19 en la Panamazoní1a se han obtenido a partir de la información de las unidades eclesiales básicas -las jurisdicciones eclesiásticas- y de los datos de los municipios que componen cada una de estas jurisdicciones. Esto ha permitido que, durante estos meses se hayan elaborado informes que fueron diarios durante los primeros 100 días, tres veces a la semana los siguientes dos meses y, como ahora, una vez a la semana.

De los 33,6 millones de habitantes de esta extensa región, ha habido 1.377.609 contagiados y 34.054 fallecidos. Desgraciadamente, como concluye el informe, esta crisis sanitaria y humana se suma a decenas de otras conflictividades sociales, políticas y medioambientales de gran relevancia en la región. Este escenario complejo continúa amenazando y aniquilando sistemáticamente a la población. Así como la atención humanitaria y las perspectivas a mediano plazo pueden ayudar a mitigar de alguna manera los efectos que sigue causando la pandemia por covid-19, aun permanece la necesidad urgente de exigir y emprender acciones conjuntas a largo plazo que traten de manera integral todas las amenazas que están presentes en el territorio panamazónico.