Este 21 de octubre es el Domingo Mundial de las Misiones, Domund,  la Jornada que se celebra anualmente en todo el mundo desde 1926.

 

En España se conoce como Domund y este año tiene como lema “Cambia el mundo”. Un momento para la generosidad que tiene como destino los 1.108 territorios de misión de la Iglesia en el mundo.

No se trata de subvencionar a proyectos, sino de llegar a las personas. Por eso, la mitad de la recaudación de este Domund se dividirá en 1.108 partes para que ningún vicariato apostólico en el Amazonas peruano, ninguna diócesis en las difíciles zonas del este del Congo, ninguna prefectura apostólica en Camboya, quede al margen de la generosidad de los católicos con el Domund.

Se ayudan proyectos, sí, pero cada misionero, obispo o responsable de una misión, sabe que todos los años, y así desde casi 80, contará con una de esas 1.108 partes. Por eso, la aportación a las misiones a través del DOMUND, que las Obras Misionales Pontificias fomentan, es la única que llega a todos, la única verdaderamente “católica”, que en griego significa “universal”. Como mínimo, cada territorio, atendiendo a su tamaño y necesidades, recibe 30.000 dólares todos los años. Puede parecer poco – es lo que viene a costar un automóvil de gama media – pero en países como el Congo (ingreso medio anual 474 dólares) y Bangladesh (590 dólares) son una ayuda importante destinada a las personas que llevan adelante la misión.

Los 1.108 territorios de misión están sobre todo en África (512) y en Asia (479). En América son 71, todos ellos en las regiones más alejadas de las grandes capitales y zonas urbanas. En Oceanía son 46, debido a su baja población. En estos territorios de misión está casi la mitad de la población de la tierra, no es de extrañar que en ellos se celebre uno de cada tres bautismos del mundo.

En ellos están también más de la mitad de las instituciones de enseñanza de la Iglesia y, en cuanto a las instituciones sociales, son nada menos que 26.898. En ellas se engloban los hospitales, los orfanatos, las residencias de ancianos y discapacitados. Es aquí donde están también los 12.000 misioneros españoles que dejaron su tierra, literal y físicamente, por la misión.

El Papa Francisco, este pasado mayo, enviaba un vídeo mensaje en el que decía: “Las Obras Misionales Pontificias garantizan, en nombre del Papa, una distribución equitativa de las ayudas, de manera que todas las iglesias del mundo tengan un mínimo de asistencia”.

 

Para las misiones cada donativo es importante. ¡Colabora con un donativo!

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer