El papa Francisco celebró la Jornada Mundial de las Misiones del pasado domingo 22 de octubre con algunas intervenciones misioneras de diversa índole, pero con un denominador común: animar a los cristianos a vivir “la pasión misionera”.

El día amanecía en España con un tweet muy madrugador de @Pontifex_es (sobre las 9,30 horas), en el que Francisco utilizaba por primera vez el hashtag Domund (acrónimo de Domingo MUNDial de las Misiones). El tweet del Papa decía: “En esta jornada, recordemos que la Iglesia es misionera por naturaleza: la misión está en el corazón de la fe cristiana. #Missio #Domund”

Un poco después, al finalizar el tradicional rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, el Papa exhortaba a todos “a vivir la alegría de la misión testimoniando el Evangelio en los ambientes en que cada uno vive y actúa”, y sosteniendo “con el afecto, con la ayuda concreta y la oración a los misioneros que han partido para anunciar a Cristo a cuantos todavía no lo conocen”.

En ese momento, el Papa recordó también su intención de “promover un Mes Misionero Extraordinario en octubre de 2019, con el fin de alimentar el ardor de la actividad evangelizadora de la Iglesia ad gentes”. Un poco después, durante esta Jornada, se publicó la carta del Papa dirigida al cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, de la que depende Obras Misionales Pontificias (OMP).

En esa carta, Francisco confía a la Congregación que preside el cardenal Filoni, y a las OMP, la preparación de este Mes Extraordinario, que el Santo Padre pide realizar sobre todo en las diócesis y las instituciones religiosas. Además, el Papa pide que la preparación de este Mes se inicie ya en octubre de 2018.

El objetivo del Papa al convocar este Mes Misionero Extraordinario es “despertar aún más la conciencia misionera de la «missio ad gentes» y retomar con nuevo impulso la transformación misionera de la vida y de la pastoral”.