OMPRESS-ROMA (1-09-20) Se celebra hoy y se trata de una Jornada Vocacional Misionera, un espacio virtual fraterno, de formación y de oración, en el mes que vicentino, en el que la familia espiritual de San Vicente de Paúl recuerda a su fundador. Su memoria litúrgica se celebra el día 27.

Para suscribirse al festival hay que entrar en la web de los Padres Paúles y rellenar el formulario allí preparado. Se presentarán diversas iniciativas, como la grabación completa de la entrevista con el Cardenal Luis Antonio Tagle, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, sobre el tema “La nueva evangelización y los desafíos para la Congregación de la Misión”, realizada por el P. Mártir Mavrič, Superior General de la Congregación para la Misión. La entrevista tendrá una traducción simultánea en 5 idiomas (español, italiano, francés, inglés, francés y portugués).

El Festival de las Vocaciones Misioneras tiene también como objetivo estimular el interés de los responsables de la pastoral vocacional y de sus equipos por una Cultura Vocacional. Quiere evaluar un posible proceso de formación permanente para los responsables de la pastoral vocacional de las provincias, viceprovincias, regiones y misiones internacionales de la familia vicenciana, y pretende lanzar la campaña 1% – 2020 y las misiones ad gentes como una opción para enriquecer la identidad misionera en la pastoral vocacional de la congregación.

Los temas a desarrollar son: la vocación y la misión. El Padre Mavrič explica que a través de esta campaña tratará de “animar a los cohermanos a considerar el ministerio en las misiones ad gentes” y a reflexionar sobre el espíritu misionero de la propia congregación. “La campaña del 1% tiene como objetivo preparar a 30 cohermanos para la misión ad gentes -añade el religioso-. A lo largo del mes de septiembre desarrollaremos el tema ‘Nuestra vocación no es ir a una parroquia, ni a una diócesis, sino a todo el mundo’. Espero que estas palabras de San Vicente – continúa el Padre Mavrič – nos ayuden a revitalizar nuestra vocación fundamental como misioneros y a hacerlo en la perspectiva de nuestra universalidad e internacionalidad. Que el Espíritu de Jesús nos anime y nos permita ponernos en una movilidad misionera propia de nuestro carisma vicentino”.