OMPRESS-BOLIVIA (10-12-18) Cristina y David son misioneros de la diócesis de Sant Feliu, y cooperan en Cochabamba, en el centro Madre de Dios, de la Fundación Amanecer donde comparten la vida con 28 niñas y jóvenes que por diferentes circunstancias de violencia viven en el hogar.

José Adolfo y Milenka, son misioneros de OCASHA-CCS y cooperan en El Alto, en el servicio jesuita a migrantes, donde coordinan el proyecto “Jóvenes rompiendo fronteras”, que trabaja con jóvenes la temática intercultural, en una ciudad como El Alto, con un alto índice de migración interna.

Los días 22 a 26 de noviembre, los jóvenes de El Alto, tuvieron un retiro en Cochabamba. Una de las actividades importantes de dicho retiro, fue compartir una tarde con las chicas del centro Madre de Dios. Así lo explica José Adolfo Sánchez, misionero también de OCASHA-CCS: “Queríamos que los jóvenes de ambos proyectos pudiesen tener un espacio donde conocer la realidad de los otros jóvenes y alguna de las causas y problemáticas que provoca la migración campo-ciudad; marcada en algunos casos por la pobreza, el abandono y situaciones de exclusión social”.

Para preparar este encuentro, tuvieron primero un proceso de inducción y conocimiento de los demás jóvenes. Después, David y Cristina les hablaron sobre lo importante que es darse a los demás con gratitud y amor, dejándose impregnar por las vidas y por el mensaje del Evangelio.

Después vino el encuentro: “Durante toda una tarde se reunieron para jugar, bailar y conocerse. Compartieron sonrisas a través del juego y el baile. Compartieron vidas, a través de la conversación. Compartieron sueños de futuro”, explica José Adolfo.

José Adolfo, misionero laico de OCASHA, es de Fuente el Fresno, Ciudad Real. Desde el 2010 está cooperando como misionero laico en El Alto, Bolivia. Es diplomado en intervención psicosocial y experto universitario en animación sociocultural. Ahora forma equipo con su esposa Milenka y su hija Nieves Victoria, de 2 años.

David y Cristina, con sus hijos Damián y Celia, son también una familia misionera de la diócesis de Sant Feliu de Llobregat. Miembros de OCASHA-CCS, estuvieron cooperando en Bolivia varios años. Después de estar aquí un tiempo han vuelto con el respaldo de su diócesis a un proyecto que ya conocían.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer