OMPRESS-MYANMAR (3-11-20) El cardenal Charles Bo agradece en una carta dirigida al director nacional de las Obras Misionales Pontificias en España, José María Calderón, la labor que se realiza en nuestro país a través de Infancia Misionera y su apoyo a los niños de su país.

Aunque con todos los fondos recogidos en más de 100 países del mundo por las Obras Misionales Pontificias para Infancia Misionera se crea un fondo de solidaridad común, desde el Secretariado Internacional de Roma se asigna a cada país el envío de cada ayuda. A España le ha tocado enviar un subsidio a los niños de Myanmar, gracias a la generosidad de tantos pequeños y adultos con la campaña de Infancia Misionera del pasado enero. La transferencia llegó hace unos días y el cardenal Bo ha querido dar las gracias y explicar el destino de esta ayuda.

Tras explicar que se enviará cumplida cuenta del uso del subsidio, con fotos y vídeos, el cardenal dice que, “por el momento, debido al covid-19, todas nuestras escuelas públicas están cerradas y la mayoría de nuestros niños, que se alojan en los centros de acogida de las parroquias, están ahora en sus hogares. Algunos niños que vienen de lugares lejanos y de zonas en guerra civil no han podido volver a casa y se han quedado en estos internados parroquiales. Los sacerdotes y las hermanas los cuidan y organizan algunos programas de aprendizaje para ellos: inglés, informática, catecismo, música, dentro de los centros parroquiales”. Por eso departe de quienes les cuidan da las gracias a la generosidad de los católicos españoles con Infancia Misionera.