OMPRESS-TASMANIA (10-03-20) Los días 14 y 15 de marzo tendrá lugar la peregrinación de jóvenes hasta la Iglesia de San Patricio, en esta lejana isla australiana. Este es el cuarto año que se celebra y recorrerá el camino que separa a la Iglesia católica más antigua de Tasmania, la Parroquia de San Juan de la ciudad de Richmond, hasta la Iglesia de San Patricio en Colebrook. Unos cuarenta kilómetros, que exigirán montar las tiendas y acampar en la noche del próximo sábado 14, todo para llegar a esta Iglesia que recuerda por su construcción y su paisaje a la lejana Irlanda.

Tomasz Juszczak, Director de la Oficina de Evangelización Juvenil de la archidiócesis de Hobart, que cubre toda la isla de Tasmania, explicaba que los peregrinos necesitarán recorrer alrededor de 20 kilómetros por día y subir hacia el interior alejándose de la costa: “El desafío físico también trae consigo un desafío espiritual”. En las tres peregrinaciones pasadas, recuerda Tomasz, a muchos jóvenes les sorprendió gratamente la experiencia. Conocieron además a muchas religiosas y religiosos de toda Tasmania que se suman a la marcha. La peregrinación comenzará y terminará con la celebración eucarística en ambas iglesias, y la mayor parte del día se dedicará a caminar libremente para hablar y rezar. También caminará como peregrino el arzobispo de Hobart, Mons. Julian Charles Porteous, que iniciara estas peregrinaciones en 2017.

Uno de los peregrinos del año pasado contaba que una de sus experiencias favoritas durante la peregrinación fue rezar el rosario en un pequeño grupo, y luego ver cómo se iban sumando más jóvenes en la esta experiencia de oración que es peregrinar.