OMPRESS-TOLEDO (27-02-20) Este sábado Mons. Francisco Cerro Chaves tomará posesión como nuevo arzobispo de Toledo. Será en una solemne celebración eucarística a las 11:00h en la Catedral Primada de Santa María. Como obispo de Coria-Cáceres era miembro de la Comisión Episcopal de Misiones desde 2017. Antes del Mes Misionero Extraordinario del pasado octubre escribía una carta a sus fieles en el que enumeraba un decálogo para responder a la pregunta: ¿Qué es ser una Iglesia Diocesana misionera?

  1. Que contemple el Corazón traspasado de Cristo muerto y resucitado.
  2. Que profundiza continuamente el Bautismo.
  3. Que pide la gracia de que sacerdotes, vida consagrada y laicos sean misioneros.
  4. El Señor bendice con vocaciones cuanto más universal es la misión.
  5. Hay que orar continuamente por las vocaciones misioneras.
  6. Vivir en los seminarios en clave misionera.
  7. Formar en esta realidad.
  8. Ser testigos hasta el martirio.
  9. Con María ir aprisa como Ella a la montaña a llevar el camino de la vida verdadera, que es Jesús.
  10. Conocer y valorar las misiones y a los misioneros.

Sin duda un decálogo que se ha llevado a la práctica en la diócesis de la que se despide con cariño y que encontrará que se vive en su nueva sede, la archidiócesis de Toledo.

Mons. Francisco nació en 1957 en Malpartida de Cáceres, y se ordenó en 1981 precisamente en Toledo. Allí desempeñó el cargo de Director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales. Es miembro fundador de la Fraternidad Sacerdotal del Corazón de Cristo. Desde 1989 trabajó pastoralmente en Valladolid, donde fue capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y Director del Centro de Formación y Espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús. También fue Director diocesano del Apostolado de la Oración y miembro del Consejo Presbiteral Diocesano; delegado Diocesano de Pastoral Juvenil y Profesor de Teología Espiritual del Estudio Teológico Agustiniano, ya que es doctor en Teología Espiritual por la Universidad Gregoriana de Roma.

El 2 de septiembre de 2007 fue ordenado obispo de Coria-Cáceres y el pasado 27 de diciembre el Papa Francisco le nombraba arzobispo de Toledo. Desde 2017 ha sido miembro en la Conferencia Episcopal de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias.