OMPRESS-DENVER (16-03-20) El senado de este Estado aprueba un día anual en honor de la misionera patrona de los emigrantes. Con esta medida se elimina la celebración del “Columbus Day”, una fiesta federal. Al menos 11 estados y decenas de ciudades en todo Estados Unidos han dejado de celebrar el Día de Colón para festejar un Día de los Pueblos Indígenas, en reconocimiento de las poblaciones indígenas desplazadas después de que Colón y otros exploradores europeos llegaran al continente. Aunque todavía falta la firma del gobernador de Colorado para que la ley, aprobada en la cámara de representantes y en el senado estatal, entre en vigor, el Día de Cabrini se celebrará el primer lunes de octubre, en vez del segundo lunes que es cuando se celebra el de Colón.

Santa Francisca Javier Cabrini fue la fundadora de las Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús, una mujer tan enamorada de la misión que adoptó su segundo nombre, Javier, en honor de San Francisco Javier, patrono de las misiones. De hecho quiso partir hacia China, donde esperaba proclamar el Evangelio. Fue el Papa León XIII quien, con una frase, la hizo cambiar de rumbo: “¡No a Oriente, Cabrini, sino a Occidente!”. Y así fue como dedicó sus afanes misioneros a los emigrantes, llegando a cruzar hasta 23 veces el Atlántico, y recorrer todo Estados Unidos, y América, llegando hasta Argentina.

Nacida en Italia, en 1909 se le concedió la ciudadanía estadounidense y murió en Chicago en 1917. Fue beatificada en 1938 y canonizada en 1946, convirtiéndose en la primera norteamericana en serlo. En 1950 era nombrada patrona de los emigrantes. Estableció orfanatos, escuelas y hospitales. En la localidad de Golden, cerca de Denver, la capital de Colorado, se encuentra la Capilla de la Madre Cabrini, en una propiedad que fue comprada por ella misma en 1912. Era un rancho abandonado que quiso usar como campo de verano para los niños del orfanato que fundó en Denver en 1904. También abrió una escuela en el norte de Denver en 1902.