OMPRESS-CUENCA (12-09-19) El Mes Misionero Extraordinario convocado por el Papa Francisco comenzará en la diócesis de Cuenca con unas Vísperas Solemnes, el 1 de octubre, en el Convento de las Madres Concepcionistas de la capital conquense. Las vísperas serán presididas por el obispo de Cuenca, Mons. José María Yangüas Sanz. Según explican desde la delegación de misiones, este convento siempre ha sido un punto de encuentro misionero en la diócesis, más allá del carisma de oración propio de la vida contemplativa de las religiosas. En él se han celebrado vigilias del Domund, envío de misioneros, jornadas de animación, acogida de misioneros… y las mismas madres concepcionistas han sido quienes, en estos últimos años, han preparado los paquetes de material de animación misionera y de las campañas organizadas por las OMP que se envían a las parroquias.

El 7 de octubre tendrá lugar una jornada de formación con el director nacional de las Obras Misionales Pontificias, José María Calderón. Por la mañana se dirigirá a los sacerdotes de la diócesis en el Seminario Conciliar de San Julián y, por la tarde, dará una charla a los seglares y consagrados en la Parroquia de San Fernando a las 18:00h. El tema central será la renovación misionera de las parroquias. Precisamente este año la diócesis de Cuenca comienza un nuevo plan pastoral de un trienio con dicha renovación parroquial como principal objetivo. El mejor arranque para dicho trienio será el Mes Misionero Extraordinario de este octubre.

El 15 de octubre, tendrá lugar en la parroquia de San Esteban una conferencia a cargo de Fernando Redondo, colaborador en la animación misionera en toda Castilla-La Mancha, sobre el Mes Misionero Extraordinario y su continuidad en la pastoral ordinaria y misionera. Esta conferencia, abierta a sacerdotes, consagrados y laicos, pertenece al ciclo de conferencias que la ONG Misión América ha ofertado a las diócesis con ocasión del MME, así como para dar a conocer su labor.

El 26 de octubre se clausurará este Mes Extraordinario en la Santa Iglesia Catedral con el envío de los agentes de pastoral diocesana. Se ha hecho una invitación especial a catequistas, movimientos y asociaciones, profesores, sacerdote. Será un momento especial en nuestra Iglesia diocesana para vivir el lema de “bautizados y enviados” que propone este gran acontecimiento misionero, concluyen desde la delegación de misiones.