OMPRESS-BARCELONA (9-07-19) La semana pasada visitaba la delegación de misiones de Barcelona el misionero jesuita Pau Vidal. En una breve entrevista en vídeo explicaba lo que ha sido su misión en Liberia, Kenia y Sudán del Sur, como jesuita que anda descalzo. Y es que, como un signo, ha marchado a la misión descalzo. En su testimonio, Pau explica el momento en que decide ir descalzo. Tal como relata, justo antes de ser ordenado sintió “un profundo deseo de sentirse más arraigado”. Se trata, pues, “de un recordatorio de nuestra fragilidad”. Además, comenta que es un detalle que le ayuda a vivir el presente ya que, cuando camina, no puede pensar en nada más que al caminar, no se puede entretener pensando en sus preocupaciones. Recuerda, además, el pasaje en que Moisés oye la voz de Dios que le dice: “Descálzate, este lugar es sagrado”. Sentir en cada momento los pies descalzos y desprotegidos no sólo lo llevan a seguir en camino, sino que además es una invitación permanente a vivir el lema ignaciano de ser “contemplativos en la acción”.

Pau Vidal Sas es jesuita y misionero en África, donde trabaja en el Servicio Jesuita a Refugiados. Pisó África por primera vez en 1998 y hasta ahora ha cooperado en Liberia, Kenia y Sudán del Sur en largas estancias, llevando a cabo proyectos de ayuda a campos de refugiados, entre otras labores. Con sólo 23 años entró en la Compañía, tras estudiar arquitectura. Los años en África le han permitido llevar a cabo algún proyecto técnico, sobre todo en Liberia, donde apoyaban a las comunidades que volvían al país tras años de exilio. El conjunto de su experiencia en África se puede encontrar en www.enpau.blogspot.com.

La entrevista en catalán: https://youtu.be/XvXJgb1nLdI