OMPRESS-MADRID (8-10-20) El próximo martes día 13 de octubre, se presentará, en rueda de prensa, la Jornada Mundial de la Misiones, Domund, con la presencia de Mons. Bernardito Auza, Nuncio Apostólico de Su Santidad en España y de Enrique Rosisch, misionero comboniano en Chad. José María Calderón, director nacional de las Obras Misionales Pontificias, presentará el sentido de la Jornada, los datos económicos y estadísticos; y se explicarán las iniciativas especiales de la campaña en este año marcado por la pandemia. Además, se mostrará que la aportación económica de tantos fieles al Domund es la forma oficial que tiene la Iglesia para sostener la misión en 1.115 diócesis a través de las nunciaturas.

La rueda de prensa será presencial, aunque con aforo limitado, y tendrá lugar en las sede de la dirección nacional de las Obras Misionales Pontificias, calle Fray Juan Gil, 5, de Madrid. Comenzará a las 11:00h y será retransmitida en directo en el canal de Youtube de OMP España.

Monseñor Bernardito Auza nació en 1959 en Talibon (Filipinas). Ordenado sacerdote con 26 años, entró en el Servicio Diplomático de la Santa Sede en 1990, prestando sus servicios en las Nunciaturas Apostólicas de Madagascar, Bulgaria y Albania. También en la Sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado y en la Representación Permanente de la Santa Sede ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York. En 2008 fue nombrado Nuncio Apostólico en Haití; en 2014, observador permanente de la Santa Sede ante la ONU y simultáneamente observador permanente de la Santa Sede ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington, D.C. Desde el 1 de octubre de 2019 es nuncio apostólico en España.

Enrique Rosich nació en Melilla en 1952, aunque pronto fue a Madrid. Trabajó en una empresa de publicidad. Más tarde conoció a los misioneros combonianos y en 1981 se fue como misionero a Chad, donde ha vivido la guerra civil que asoló el país. Actualmente está en la diócesis de Doba junto con otros 27 sacerdotes de 14 nacionalidades, una diócesis en la que la Iglesia sostiene una amplia labor de evangelización y promoción humana (23 instituciones educativas, 1 hospital, 4 centros de salud, una residencia de minusválidos…). La pandemia del COVID-19 ha hecho tambalear toda esta actividad asistencial y educativa.