OMPRESS-CARTAGENA (11-09-18) La Basílica Menor de Nuestra Señora de la Caridad de Cartagena acogió, el pasado domingo, la visita del nuncio de su Santidad el Papa Francisco en Honduras, Mons. Novatus Rugambwa. El nuncio presidió la celebración de la Eucaristía de las 19:00 horas, junto al Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, según informa la diócesis.

A su llegada, tras orar en silencio ante la imagen de la patrona de la ciudad, Mons. Rugambwa firmó en el libro de oro del Real y Santo Hospital de Caridad, donde se recogen las rúbricas de visitantes ilustres desde hace varios siglos.

En su homilía, el nuncio se encomendó a la Virgen de la Caridad, dándole gracias a Dios por los misioneros, “que con valentía dejaron estas hermosas tierras para abrir las puertas del Evangelio en diversas partes del mundo”. El Prelado hizo referencia al Evangelio del domingo, en el que se narraba el pasaje en que Jesucristo cura a un sordo. “Todos sabemos que la cerrazón y el aislamiento del hombre no dependen solo de sus órganos sensoriales. Existe una cerrazón interior que concierne al núcleo profundo de la persona, el corazón. Esto es lo que Jesús vino a abrir, a liberar, para vivir en plenitud la relación con Dios y con los demás”, señaló.

Elevó sus peticiones por la Iglesia diocesana de Cartagena, “para que Cristo, siga abriendo el corazón de sus sacerdotes, religiosos, religiosas, seglares y muy especialmente misioneros; que les dé siempre alegría y valentía para el anuncio del Evangelio”. Hizo también mención a los cuatro santos cartageneros (San Isidoro, San Fulgencio, San Leandro y Santa Florentina), pidiendo que ellos mantengan a la Diócesis unida en comunión con el Obispo. Mons. Lorca le pidió al nuncio que trasladara al Santo Padre el cariño de la Iglesia de Cartagena, que reza por él.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer