OMPRESS-ROMA (6-07-18) Cuando se cumplen cinco años de la terrible tragedia en la que murieron más de 350 refugiados en las costas de la isla italiana de Lampedusa, el Papa Francisco ha querido recordarlos con una misa hoy en la Basílica de San Pedro. Le acompañarán 200 refugiados. De esta manera el Papa quiere recordar y rezar por el alma de las más de 350 personas que perdieron la vida tras el naufragio de la barcaza en la viajaban unos 500 eritreos y somalíes. Aquella desgracia tuvo lugar el 3 de octubre de 2013.

“Es una vergüenza”, dijo el Santo Padre, cuando supo entonces de aquella tragedia, ocurrida pocos meses después de iniciar su Pontificado. “Hablando de paz, hablando de la inhumana crisis económica mundial, que es un síntoma grave de la falta de respeto por el hombre, no puedo no recordar con gran dolor las numerosas víctimas del ulterior trágico naufragio ocurrido este jueves en Lampedusa. Es una vergüenza”, decía entonces.

En julio de aquel mismo año había visitado la isla para rendir homenaje y apoyo a todos los inmigrantes que tratan de llegar al primer mundo a través del mar y denunciar la “globalización de la indiferencia” ante esas tragedias. Fue su primer viaje como Pontífice. El 1 de octubre de 2014, el Papa recibió en una audiencia privada en el Vaticano a 60 supervivientes que participaron en los actos previstos, al cumplirse un año de la tragedia.

 

escort corlu escort fethiye escort antalya escort kemer