OMPRESS-MARRUECOS (29-03-19) El Papa Francisco emprende un nuevo viaje, esta vez a Marruecos, en donde tendrá la oportunidad de abordar temas que han caracterizado su magisterio en estos años de Pontificado como son el diálogo interreligioso, la inmigración y una Iglesia que alcance las periferias. El 99% de la población de Marruecos es musulmana, con un Iglesia católica mínima, con muy pocos fieles, la mayoría inmigrantes del África subsahariana que trabajan o estudian en el país.

El Papa Francisco ha enviado un mensaje al pueblo de Marruecos, antes de esta visita. “Siguiendo los pasos de mi santo predecesor Juan Pablo II, voy como peregrino de la paz y de la fraternidad, en un mundo que tiene tanta necesidad de ellas”, dice en dicho mensaje. Esta es la segunda visita de una Papa a Marruecos, tras la realizada por San Juan Pablo II en 1985.

“Como cristianos y musulmanes”, continúa el mensaje, “creemos en Dios Creador y Misericordioso, que creó a los hombres y los ha puesto en el mundo para que vivan como hermanos, respetándose en su diversidad y ayudándose en sus necesidades; Él les confió la tierra, nuestra casa común, para protegerla con responsabilidad y conservarla para las generaciones futuras.

Será para mí una alegría compartir personalmente con vosotros estas convicciones en el encuentro que tendremos en Rabat. Además, este viaje me ofrecerá la preciosa posibilidad de visitar la comunidad cristiana que está presente en Marruecos y de animarla en su camino. Asimismo, encontraré a los migrantes, que representan una llamada para construir juntos un mundo más justo y solidario.

Queridos amigos marroquíes: desde este momento, os doy las gracias de corazón por vuestra acogida y sobre todo por vuestras oraciones, asegurándoos mi plegaria por vosotros y por vuestro querido país. Hasta pronto”.