OMPRESS-ROMA (10-06-19) En el mensaje para el DOMUND, la Jornada Mundial de las Misiones que este año se celebrará el próximo 20 de octubre, el Papa Francisco vuelve a señalar a las Obras Misionales Pontificias como la red que está al servicio de su propia ministerio misionero como Pontífice, algo que constituye la esencia de las mismas, dado su carácter de Pontificias.

“Quisiera concluir con unas breves palabras sobre las Obras Misionales Pontificias, ya propuestas como instrumento misionero en la Maximum illud”, señala al final de su mensaje. “Las OMP manifiestan su servicio a la universalidad eclesial en la forma de una red global que apoya al Papa en su compromiso misionero mediante la oración, alma de la misión, y la caridad de los cristianos dispersos por el mundo entero. Sus donativos ayudan al Papa en la evangelización de las Iglesias particulares (Obra de la Propagación de la Fe), en la formación del clero local (Obra de San Pedro Apóstol), en la educación de una conciencia misionera de los niños de todo el mundo (Obra de la Infancia Misionera) y en la formación misionera de la fe de los cristianos (Pontificia Unión Misional). Renovando mi apoyo a dichas obras, deseo que el Mes Misionero Extraordinario de Octubre 2019 contribuya a la renovación de su servicio a mi ministerio misionero”.

En la última carta enviada a las Obras Misionales Pontificias, el 29 de mayo de este año, con motivo de su Asamblea General reunida en Roma, el Papa Francisco ya insistía en este punto: “Renuevo mi gratitud a todos aquellos que pertenecen a las Obras Misionales Pontificias: vosotros sois la red mundial de oración y caridad misionera del Sucesor de Pedro. Continuad vuestra ferviente actividad, que cumple el deber universal indispensable de la Iglesia de anunciar a Jesucristo a todos y de testimoniarlo con celo apostólico, hasta los confines de la tierra”.