OMPRESS-ROMA (3-05-18) Este martes el Papa Francisco recibía al equipo del periódico italiano Avvenire. Este diario católico, con una tirada de 100.000 ejemplares, fue fundado en 1968, por lo que celebra este año su cincuenta aniversario.

El Papa Francisco expresaba su agradecimiento y apoyo a los trabajadores de Avvenire, y les decía que en los nuevos escenarios que plantean los nuevos medios “la Iglesia siente que no puede dejar de tener voz, para ser fiel a la misión que la llama a anuncia a todos el Evangelio de la misericordia. Los medios nos ofrecen potencialidades enormes para contribuir, con nuestro servicio pastoral, a la cultura del encuentro”.

Día 1 de mayo, día de San José Obrero, el Papa se lo ponía como ejemplo para cumplir esta misión: “Para centrarnos en tal misión, entremos un momento juntos en el taller del carpintero, volvamos a la escuela de San José, donde la comunicación es reconducida a la verdad, la belleza y el bien común”.

Una escuela que lleva al testimonio: “No tengáis miedo de involucraros. Las palabras – las verdaderas – pesan: solo las sostiene quien las encarna en la vida. El testimonio, además, contribuye a su propia fiabilidad. Un testimonio apasionado y alegre. Es el último deseo que os dirijo, haciendo mías las palabras de Pablo VI: «Necesitamos amor a la causa: si no se ama esta causa estaremos juntos poco tiempo, nos cansaremos rápido, veremos sus dificultades, veremos incluso sus inconvenientes, sus polémicas, sus problemas… Debemos tener un gran amor a la causa, decir que creemos en lo que estamos haciendo y queremos hacer»”.